Del grupo de los olímpicos y mundialistas

Jorge “el Indio” Vásquez estuvo en la selección que llegó a los Juegos Olímpicos en 1968 y que luego clasificó al mundial de 1970. Estuvo en todos los juegos.
Enlace copiado
Del grupo de los olímpicos y mundialistas

Del grupo de los olímpicos y mundialistas

Del grupo de los olímpicos y mundialistas

Del grupo de los olímpicos y mundialistas

Del grupo de los olímpicos y mundialistas

Del grupo de los olímpicos y mundialistas

Del grupo de los olímpicos y mundialistas

Del grupo de los olímpicos y mundialistas

Del grupo de los olímpicos y mundialistas

Del grupo de los olímpicos y mundialistas

Enlace copiado
Mencionar el nombre Jorge Vásquez es recordar a uno de los jugadores que formaron parte de la época dorada del fútbol nacional. Es hablar de uno de los pocos salvadoreños que han tenido la oportunidad de participar en Juegos Olímpicos y ser parte de una selección que alcanzó la clasificación a una copa del mundo. Pocos tienen ese palmarés. Completó seis juegos en ambas competencias. Nacido un 23 de abril de 1945, “el Indio” fue un mediocampista que se dio a conocer con la camiseta de Universidad de El Salvador, equipo con el que estuvo por una década (1962-1972). Después, en 1973, pasó a Municipal Limeño, de donde dos años después saltó hacia ANTEL. Terminó su carrera en Platense, donde en 1979 se retiró del fútbol en activo.

Apenas por cinco años fue seleccionado nacional (de 1967 a 1972), pero ese tiempo le bastó para convertirse en uno de esos que quedaron en las páginas que están escritas con letras de oro en la historia del fútbol nacional.

En 1968 Vásquez estuvo en los tres juegos del grupo C, que terminaron con dos derrotas (4-0 y 3-1 ante Hungría e Israel, respectivamente) y el empate a uno con Ghana. En todos fue titular.

Y en el mundial de 1970 también fue titular en los tres partidos sin salir del campo ningún minuto.

Muchos que lo recuerdan lo consideran como uno de esos jugadores sucios en la cancha, que se caracterizaba por pegar patadas a los rivales. Incluso hay quienes dicen que fue uno de los “maestros” de Ramón Fagoaga –uno de los jugadores más sucios del fútbol salvadoreño–, de amagar con pegar a la pelota y terminar impactando los testículos del contrincante.

Tags:

  • 100lpg

Lee también

Comentarios

Newsletter