Lo más visto

Despertó Sonsonate

Sonsonate ganó tras cuatro juegos, ante un Limeño que pagó su exceso de errores.
Enlace copiado
Despertó Sonsonate

Despertó Sonsonate

Despertó Sonsonate

Despertó Sonsonate

Enlace copiado
Sonsonate sufrió pero consiguió. Sumó tres partidos para el olvido, pero ofreció un recital en su cuarta salida al terreno de juego para sacar su primera victoria del certamen.

La víctima fue Municipal Limeño, que lo intentó aunque se quedó con 10 jugadores, pero no le alcanzó y salió derrotado del Ana Mercedes Campos.

Érick Molina, Paulo dos Santos, Edgardo Mira y Rafa Burgos fueron los héroes de Sonsonate en el 4-2 sufrido ante los santarroseños, quienes descontaron por medio de Clayvin Zúñiga y Jefferson Viveros.

El partido comenzó para los cocoteros con la convicción de dar un golpe directo desde el inicio. Llegó pronto, con Érick Molina, de penalti, al minuto 8.

Sin embargo, el hondureño Clayvin Zúñiga tuvo un ataque de habilidad para quitarse marcas y sacar un remate que superó a Ismael Valladares, tan solo 2 minutos después del gol local.

Sin embargo, los jugadores de Chochera Castillo continuaron buscando obtener ventaja nuevamente, la que llegó cuando un centro de Moisés Mejía encontró el salto de Paulo Santos, quien golpeó certero con la cabeza para vencer a Rafael Lucha.

Previo al gol, Mario Machado, el capitán cuchero, abandonó el campo por doble amonestación. Empero, aún en desventaja numérica y de marcador, Limeño empujó hasta que sufrió un penalti sobre el cierre de la primera mitad, que convirtió Jefferson Viveros. 2-2.

Los nervios estaban hasta la cima en el estadio. Mientras Sonsonate tomó la iniciativa, pues estaba obligado a ganar, golpeó, arrinconó y sufrió lo que no había sufrido para encontrar portería o provocar un error. Lo que pasara primero. Y pasó lo segundo.

Al minuto 81, Edgardo Mira coló un centro que desvío un defensa visitante. Peor aún, Carlos del Giorno acabó de desubicar a su meta con otro toque. Dos desvíos, demasiada mala suerte: 3-2. El golpe ya parecía definitivo, pero para rematar al ya vencido apareció Rafa Burgos y se coló en la fiesta con el 4-2.

Lee también

Comentarios