Lo más visto

Más de Deportes

Después de la goleada...

La histórica selección salvadoreña de fútbol playa abrió la copa del mundo Rávena 2011 con una goleada 11-2 ante Portugal.
Enlace copiado
Aquí empezó a escribirse la historia.   No parecía alentador para nadie el 2-11 encajado ante los lusos hoy justo hace un año. Pero luego la Azul playera enrrumbó el camino y logró escribir una página histórica en Italia.

Aquí empezó a escribirse la historia. No parecía alentador para nadie el 2-11 encajado ante los lusos hoy justo hace un año. Pero luego la Azul playera enrrumbó el camino y logró escribir una página histórica en Italia.

Después de la goleada...

Después de la goleada...

Enlace copiado
<p></p><p>accion</p><p></p><p></p><p>El 1.º de septiembre de 2011 se empezó a escribir la historia en Rávena, Italia, cuando la selección nacional de fútbol playa jugó ante Portugal su primer partido en su tercera cita mundialista. No cayó nada bien el 2-11 que le propinaron los lusos a la Azul, que iba con el objetivo de conseguir, al menos, una victoria en estas lides.</p><p>Corrían 25 segundos del primer cuarto y ya perdía la Azul de playa 0-2. Serían los dos primeros tantos del resultado más abultado que han sufrido los cuscatlecos en una competencia mundialista.</p><p>Madjer y Belchior, dos de los referentes de ese combinado europeo y de todo el mundo en la especialidad sobre arena, eran los verdugos para la selección. A ellos se sumaron los goles de Alan y Coimbra.</p><p>Frank Velásquez y Agustín Ruiz solo lograron mover el cartón donde estaba el cero y poner un dos, pero que no era tan decoroso por los 11 que le había encajado el rival. Lo único bueno era que restaban dos juegos de la primera fase y que “Tin” había conseguido su sexto gol en los mundiales de playa.</p><p>Llegaba una tarea dura para el cuerpo técnico que encabezaba Rudis Gallo, había que entrar en la cabeza del jugador para levantarle los ánimos e invitarlos a que no se perdiera el objetivo: ganar un partido.</p><p>“Lo habíamos venido buscando desde la copa del mundo de Marsella, Francia; luego en Dubái 2009, y no haberlo logrado (ganar un partido), pero siempre estaban esas ansias de querer sentir ese sabor a victoria”, comentó Rudis Gallo un año después de esa derrota.</p><p>Fue una masacre el 2-11 sobre la Azul, pero sirvió para poner a trabajar en lo psicológico al grupo y tocar el ego de cada elemento de esa Azul que luego se volvió histórica.</p><p></p><p></p><p></p>

Tags:

  • deportes
  • futbol-nacional

Lee también

Comentarios