Lo más visto

Después de tres décadas podrían volverse a enfrentar en una final

De resolver a favor la fase semifinal del Clausura 2017, emplumados y paquidermos repetirán una final tres décadas después.
Enlace copiado
Después de tres décadas podrían volverse a enfrentar en una final

Después de tres décadas podrían volverse a enfrentar en una final

Enlace copiado
Tras los partidos de ida de la fase semifinal del Clausura 2017, el Alianza quedó a un paso de asegurar el pase a la final tras el empate conseguido de visita ante el Isidro Metapán, el triunfo o empate le permitiría este domingo conseguir el objetivo, mientras que el Águila debe remontar en casa el  2-0 de la ida ante el Santa Tecla para llegar a la final y repetir luego de tres décadas   la fiesta mayor del balompié salvadoreño con estos dos contrincantes.

El Alianza y el Águila no se han visto en una final desde el 22 de febrero de 1987. Por afición, recursos e historia, han sido permanentes protagonistas de la primera división  ,  pero solo una vez han chocado en un partido por el título, por eso, vuelve al choque como el más esperado en la historia reciente del fútbol salvadoreño.

Ya se cumplieron  30 años de esa final que logró romper la mayor sequía sin títulos del Alianza ante un Águila que lo  había derrotado en la primera final entre ambos en el Cuscatlán, en su última fase de construcción, en 1976.

Fue un encuentro aguerrido de principio a fin, un 0-0 en 120 minutos. Tensión, expulsiones, controversia, penaltis. Y estadio lleno. Y un Alianza con la carga de 20 años de no ser campeón (su título anterior quedó en 1967). Con un Águila que dominó con autoridad la campaña regular y quería consumar su nivel  y coronarla con la 10.ª.

En la cancha, todo ese contexto encendió el fútbol. A poco de comenzar la final, el habilidosos uruguayo Carlos Reyes le hizo un túnel al volante aguilucho Eduardo Santana; este último lo detuvo con una patada. Carlos Ortiz Cardoza, quizá el mejor árbitro de la época, lo expulsó. Ortiz Cardoza sacó dos tarjetas rojas más en los 120 minutos; a Carlos Coreas, del Águila, y al extremo aliancista Jorge Orantes.

El Águila contaba con dos volantes creativos de lujo: “el Pelé” Ramírez Zapata y “el Primi” Maradiaga; en ataque, la rapidez de Salvador Coreas y la efectividad del brasileño Ned Barbosa.

Los albos gozaban  de los nacionales “Kin” Canales y Palacios Lozano, que  se complementaban con los uruguayos Reyes y Rubén Alonso en ofensiva.

DESPUÉS DE LOS PROBLEMAS
La final de 1987 tuvo que haberse jugado dos meses antes. El terremoto del 10 de octubre de 1986 obligó al fútbol a hacer una pausa y posponer sus fechas. El  estadio Cuscatlán quedó dañado, al punto que calló el techo que cubría los palcos de la esquina sur.

El Alianza alcanzó entonces el pico de su rendimiento. Apenas llegó a la postemporada gracias a un repechaje, pero ganó esa ronda, y obligó al Águila, puntero del circuito regular, a sacar al campeón en un único partido.

La expectativa fue máxima. Se hablaba del encuentro mucho antes de empezar. Se iba a desmenuzar mucho después de terminado. Eso, más el imán de ambas camisetas, hicieron una final más que explosiva.

Tras el empate, los albos fueron más efectivos y terminaron con triunfo 3-1. “Perder la final contra Alianza en la temporada 1986-87 nos dolió a todos, pero nada se pudo hacer jugando con 10 hombres luego de la expulsión de Eduardo Santana comenzando el partido. Siento que fue injusto perder esa final”, recordó sobre este encuentro  Hernán Carrasco Vivanco, técnico del Águila en esa época.


UN GRAN RECUERDO
"Me tocó marcar a Kin Canales o a Rubén Alonso, dependía de quién llegara por mi zona, ya sea por la banda derecha o izquierda, mi posición natural era por la derecha pero si Kin canales se iba por mi lado lo marcaba o era carlos Coreas por la otra banda, creo que esa final soñada es de todos los aficionados, por lo que se hizo, por cómo se trerminó, si Dios lo quiere se dará pero guardando la seguridad necesaria porque antes las aficiones no eran tan violentas como las de ahora, hablo en general", admitió Mario Alfonso "Macora" Castillo, defensor agduilucho en ese tiempo.

Mientras que los recuerdos para el veterano Luis baltazar Ramírez "el Pelé" de ese partido de hace más de tres décadas son enormes, "lo que más recuedo fue la expulsión de Santana, tuvimos chance de ganar ese juego aparte de eso, el balójn que chocó en el poste de Salvador Coreas, a mí me tocaba tirar el último tiro de penal pero yo quería ser el primero, pero don Hernán me dijo que aseguraría el campeonato con el último, salí enojado de ese partido por eso, porque no cobré mi penal."

Un Águila-Alianza encierra el morbo de dos de las aficiones más grandes del país en un litigio de 90 minutos, una serie a la que la historia le ha guardado episodios emblemáticos emplazados en un lugar especial.  

Tags:

  • primera division
  • final historica
  • aguila
  • alianza
  • final 86-87

Lee también

Comentarios