Lo más visto

Más de Deportes

Dueños del derbi

El Águila volvió al triunfo, al derrotar ayer al sotanero Dragón.
Enlace copiado
Dueños del derbi

Dueños del derbi

Enlace copiado
El Águila no tuvo piedad del herido Dragón, no le importó su delicada situación en el frío sótano de la tabla acumulada y lo derrotó con autoridad en el estadio Ramón Flores Berríos, en una tarde fresca y con buena cantidad de aficionados.

Los emplumados supieron aprovechar los errores defensivos del Dragón, para celebrar con mucha contundencia. Fueron superiores en la mayor parte del juego y justos ganadores por la dinámica y contundencia.

Al Dragón solo le alcanzó para aguantar el empate en el primer tiempo e intentar hacer daño, pero le faltó entendimiento entre líneas y peso en ofensiva. Mientras que el Águila fue más inteligente, siempre mantuvo el orden, no se desesperó y fue contundente ante la buena a dinámica que le inyectaron sus volantes.

El Águila comenzó mejor el partido controlando la pelota y llegando con claridad sobre el área rival, especialmente por el empuje de Marlon Trejo y de Ibsen Castro por las bandas. Insistió con mayor autoridad mientras el Dragón se acomodó en el campo y reaccionó, aunque sin tanta precisión.

La falta de conexión entre líneas del equipo mitológico le permitió al Águila acercarse con mayor peso. Al minuto 5 James Cabezas filtró pase al desborde de Trejo por la izquierda, el zurdo corrió y dominó la pelota, con tiempo y espacio levantó la mirada y lanzó centro que Irvin Valdez desaprovechó con toque suave a manos de Manuel González, portero del Dragón.

El equipo emplumado siguió insistiendo y controlando mejor el balón, pero con poca comodidad para meter peligro. Volvió a llegar al 14' con tiro de esquina ejecutado por Víctor García, que en su trayecto al área se colaba pegado al travesaño, hasta que Manuel González la desvió apuradamente al tiro de esquina.

La reacción mitológica le permitió acercarse sobre campo rival, pero sin el orden necesario para hacer daño. El Águila controló bien y se fue al ataque, en respuesta con mucha facilidad.

El cierre del primer tiempo fue sin brillo, los dos equipos sin ritmo y sin el sacrificio necesario para hacer daño, producto de las constas faltas.

El Águila celebró el primer gol del juego gracias a un latigazo de Jimmy Valoyes dentro del área al minuto 49'.

El gol no significó relajación en el equipo emplumado, que siguió presionando y encontró resultados al 59' con el segundo tanto, cuando James Cabezas dentro del área puso el pie para enviar la pelota a la red, tras pase elegante de Víctor García desde la izquierda con el que se sentenció la victoria.

Lee también

Comentarios