Lo más visto

Más de Deportes

EL NÚMERO UNO

El Águila casi aseguró el primer lugar con el gane.
Enlace copiado
EL NÚMERO UNO

EL NÚMERO UNO

EL NÚMERO UNO

EL NÚMERO UNO

Enlace copiado
En un partido aguerrido de principio a fin pero vistoso y bien disputado, el Águila derrotó al Alianza y mantuvo el liderato del Apertura 2016 a falta de una jornada para que concluya la fase regular. Alianza atacó, pero no estuvo fino en la definición.

Tres puntos importantes para los migueleños y tanque de oxígeno tras una semana convulsionado por la salida del técnico Eduardo Malvestitti.

Ayer los emplumados dejaron en el pasado los problemas y ganaron un partido con astucia, inteligencia, pegada, pero sobre todo con orden.

El empate pudo ser lo más justo por la ambición y propuesta de ambos, definido por la efectividad ante marco rival y por la desafortunada acción en el autogol de Fabricio Silva, pero que dejaron en claro que los dos son fuertes candidatos al título por los argumentos en cancha desplegados ayer.

A Fagúndez le costó encontrarse con comodidad en el campo ante la marca aplicada y en relevo de los volantes albos, pero cuando se acomodó filtró pases y desesperó al rival porque aguantó la pelota con autoridad, fue el blanco de faltas como método para frenarlo.

A partir del minuto 15 el Alianza insistió con más claridad y eso le permitió ser más frontal que la visita.

Al 28’ Óscar Cerén corrió por la banda y mandó centro que Rónald Torres desvió al tiro de esquina ante la amenaza de Fito Zelaya. Dos minutos después, llegó la respuesta naranja con disparo de Marlon Trejo que se fue cerca del poste.

El Alianza celebró al 42’ con tanto de Óscar Guerrero, que aprovechó la facilidad defensiva de los centrales para ganarse el espacio con mucha fuerza dentro del área y fusilar a Coreas.

El Águila se volcó de inmediato sobre campo rival y tras cobro de tiro de esquina apareció Rónald Torres para conectar de cabeza y mandar la pelota a la red. Un gol psicológico.

Explosivo

Al primer minuto del segundo tiempo Fito Zelaya vio que por izquierda se desprendió Larín en velocidad y le filtró el pase para que el zurdo mandara toque de primera que Coreas desvió.

El Alianza mordió en la marca en la cintura del campo y eso le permitió tener el dominio de las acciones y mayor presencia sobre campo rival. Pero tras 10 minutos no pudo concretar y dejó que despertara el Águila.

Al 66’ el tiro libre ejecutado por Fagúndez llegó al área y no pudo ser despejado por Óscar Arroyo, encontró el desvío de Fabricio Silva cargado por la izquierda y la pelota se fue a la red.

El partido se animó por la necesidad de Alianza por empatar y porque el Águila no renunció al ataque.

Al 78’ Fito Zelaya ejecutó tiro libre desde el borde del área, pero el travesaño le negó el tanto.

Los albos fueron más insistentes en el cierre, pero ese atrevimiento casi les cuesta el tercero porque al contragolpe el Águila encimó con seriedad. Los albos cayeron con la vista al sol.

Lee también

Comentarios