Lo más visto

El Hijo del Santo envía saludo a la afición salvadoreña

El legendario luchador conversó con nuestros enviados a México.
Enlace copiado
El Hijo del Santo envía saludo a la afición salvadoreña

El Hijo del Santo envía saludo a la afición salvadoreña

El Hijo del Santo envía saludo a la afición salvadoreña

El Hijo del Santo envía saludo a la afición salvadoreña

Enlace copiado
Grupo Dutriz tuvo la oportunidad de trasladarse a la turística colonia La Condesa, justo en la calle Tamaulipas, casa 219 en el corazón de la capital de México para hablar con el hijo de la leyenda en la lucha libre profesional a nivel mundial, el Santo. Su hijo, llamado desde principios de la década de los 80´ como El Hijo del Santo, nos abrió su tienda donde vende artículos promocionales de él como de su padre para hablar de su carrera, de sus triunfos y sus sueños truncados en esta difícil disciplina del Pancracio.

¿Qué sentimiento le embarga seguir el legado de su padre en la lucha libre?
Ha sido difícil pero a la vez lleno de orgullo buscar la manera que la imagen, el legado que dejó en este mundo en la lucha libre profesional siga latente, brillando como él la dejó, me siento feliz de mantener esta tradición que mi padre me dejó y que lo he tomado con la responsabilidad que se requiere.

¿No le molesta que el público los compare a ambos en la manera de luchar?
Para nada, mi padre me instruyó, me enseño, me guió en esta profesión luego que me descubriera y me retara a salirme de la lucha, creo que he hecho lo suficiente para que pueda forjar mi carrera en esta disciplina, nunca me he sentido a la sombra de mi padre, eso a pesar que me presentó ante todos como El Hijo del Santo, que me dijo que respetara la máscara, los atuendos, mi presentación dentro y fuera del ring, son tantas cosas que siento he cumplido con las promesa que le brindé a él en vida.

¿Por qué retó al Santo, su padre, a no dejar la lucha libre?
Lo que pasa es que comencé a luchar sin el consentimiento de él, tenía 19 años cuando comencé en este mundo con el nombre de Korak, el hijo de Tarzán, luchaba enmascarado, pero mi padre me descubrió y me prohibió a seguir luchando porque él deseaba que primero me titulara en lo académico y luego tomara la decisión de seguirle los pasos o no. Pero como se dice, lo reté, me puse en cuatro y le dije que no dejaría la lucha, creo que mi carácter y la manera en que se lo dije me abrió esa oportunidad de aceptar mi pedido, no sin antes prometerle que seguiría estudiando y luchando hasta que me graduara, una promesa que gracias a Dios se lo cumplí, soy licenciado en ciencias de la comunicación y eso me ha ayudado en mi carrera.

¿Su padre lo vió luchar?
Desgraciadamente no tuve esa oportunidad que me viera ya como Campeón del Mundo, pero sí tuve la dicha que me haya presentado a todos como su legado, su hijo, su continuidad de esta leyenda en la lucha libre. Todo esto no ha sido fácil, muchas personas le pedían que lucháramos juntos, como padre e hijo, pero él desistió esa idea porque estaba en su momento de despedida de la lucha libre y sentía que sería una burla para el público presentarnos así cuando él ya había hecho público su retiro definitivo.

¿Adónde lo presentó?
Fue en ciudad de Panamá, mi padre subió al ring de civil, no como luchador y me presentó a todos como El Hijo del Santo, fue algo emocionante porque todo hijo desea que su padre lo represente en esos momentos que te marcan la vida y creo que fuí afortunado que él lo hiciera, aunque no me pudo ver.

¿Porqué nunca luchó en Centroamérica?
Sí lo hice, luché dos veces en Panamá pero nunca tuve la oportunidad de hacerlo en los demás países de esa región, creo que no tuve la fortuna que tuvo mi padre de luchar en Guatemala, Honduras, El Salvador, precisamente lamento mucho no haber luchado en El Salvador, país donde mi padre siempre ha sido visto como un héroe, pero de carne y hueso, no como los héroes de los gringos, en lo personal me siento un héroe para mis fanáticos, pero un héroe de verdad, que pueden tocar, saludar, pedirle una foto o un autógrafo, eso es la recompensa que te deja esta profesión.

¿Cómo ha sido su carrera?
Ha sido gratificante, a pesar de no haber logrado luchar en Centroamérica y en Suramérica, sí lo he hecho en Asia, luché en Japón, he luchado en Europa, lugares que mi padre nunca tuvo oportunidad de presentarse y que he recibido una aceptación increíble, eso me hace pensar en muchos proyectos que tenemos para los próximos años.

¿Se pueden conocer esos proyectos?
Puedo anunciar de manera oficial que en el 2017 se estrenará una película más con El Hijo del Santo, los últimos acontecimientos me han permitido poder filmar con un director de origen español que tiene todo listo para comenzar a rodar la película de El Hijo de Santo el próximo año.
También quiero anunciar que la tercera generación de El Santo debutará como luchador profesional el próximo año, Mi hijo de 19 años está a punto de egresar de la Universidad y será un orgullo para mí presentarlo a todos como un luchador que seguirá este legado que inició mi padre, le he enseñado artes marciales, todo deporte de contacto y creo que ya está preparado para debutar en la lucha libre profesional.

¿Nunca le llamó la atención practicar el fútbol u otros deportes?
Como no, de niño jugaba cascaritas en los llanos, jugué de manera aficionada, nunca como profesional, la lucha la comencé muy joven y no era chiste practicar otro deporte maltratándolo o buscando lesionarme mi cuerpo que es lo que expongo cuando peleo de manera profesional.

¿Qué mensaje le manda a los aficionados e la lucha libre en El Salvador?
Que les agradezco el apoyo que he recibido a la distancia en esta profesión, que agradezco el cariño que le tienen todavía a mi padre, entiendo que por generaciones ha sido un héroe para los salvadoreños, que reitero mi lamento en no haberme presentado alguna vez en esa tierra que recibió a mi padre con los brazos abiertos pero que no pierdo la fe que un día muy cercano pueda ir y cumplir esa deuda con ustedes y porqué no, con mi hijo.

Tags:

  • el santo
  • la selecta
  • mexico

Lee también

Comentarios