“El Hulk” que llegó desde Uruguay para romper redes

Enlace copiado
“El Hulk” que llegó desde Uruguay para romper redes

“El Hulk” que llegó desde Uruguay para romper redes

Enlace copiado
Rubén Alonso fue el complemento perfecto de Carlos Reyes, con quien hizo dúo en la cancha y en los banquillos.

Llegó a El Salvador en 1985, proveniente del fútbol de Guatemala, sin saber que este país se convertiría en su casa por el resto de su vida, aunque tuvo un paso por el fútbol de Honduras. Fue el entrenador argentino Juan Quartarone quien se encargó de reclutarlo para Alianza, en lugar del uruguayo Carlos Verdun. Desde entonces Rubén Alonso se convirtió en uno de los jugadores más queridos en el plantel blanco al ser parte de un equipo que tenía, además, al ya fallecido Carlos Reyes –el gran amigo de Alonso–, “Kin” Canales, Julio Palacios Lozano y Carlos Santillana, entre otros jugadores que marcaron época con los blancos a finales de los 80 y principios de los 90.

En la temporada 1986-1987 Alonso y Alianza celebraron la tercera corona en su carrera y él fue parte importante de ese equipo.

Una temporada después emigró hacia la liga de Honduras, donde salió campeón con Real España, cuadro con el que además salió campeón goleador, logro que también consiguió en 1991-1992 cuando regresó al fútbol salvadoreño para vestir la camisa de Fuerte San Francisco, con el que consiguió 18 goles en 36 jornadas.

También fue parte de Apaneca (1993), Sonsonate (1994), ADET (1995-1997) –equipo en el que compartió vestuario con el mundialista Gilberto Yearwood– y Municipal Limeño (1998-1999), donde se consumó su retiro como futbolista.

El haber militado en dos equipos del occidente del país le hizo descubrir el ambiente donde residiría hasta la actualidad, momento en el que combina su faceta de entrenador –lo ha hecho con diversos equipos de Primera División, entre ellos Alianza, Águila y San Salvador, con el que salió campeón en 2003, y algunos de Segunda División– y la de comerciante, pues es de la filosofía que del fútbol no siempre se logra sobrevivir.

Lee también

Comentarios

Newsletter