Lo más visto

El Madrid reaccionó

Los blancos, encabezados por Karim Benzema, ganaron al Eibar como visitantes.
Enlace copiado
Como grupo. Los jugadores del Real Madrid celebran uno de los goles marcados al Eibar.

Como grupo. Los jugadores del Real Madrid celebran uno de los goles marcados al Eibar.

El Madrid reaccionó

El Madrid reaccionó

Enlace copiado
El Real Madrid recuperó su mejor versión para golear 4-1 al Eibar en un partido que dejó resuelto en la primera parte con el talento de Karim Benzema, autor de dos goles, y el esfuerzo de todo el conjunto.

El encuentro, correspondiente a la vigésimo sexta jornada de la Liga española de fútbol, permitió al conjunto blanco poner toda la presión sobre el Barcelona, que cumplió, horas después, ante el Celta de Vigo. Así, el Real Madrid se mantuvo en el segundo lugar con 59 unidades, una menos que los catalanes, que suman 60.

El técnico francés Zinedine Zidane propuso una alineación titular casi revolucionaria. Conocidas las bajas de Cristiano Ronaldo y Gareth Bale, el entrenador blanco puso a hombres como James Rodríguez, Lucas Vázquez o Marco Asensio, y todos ellos respondieron.

Más que por las individualidades, el Real Madrid se reencontró con su mejor versión gracias al conjunto. Todos sus futbolistas trabajaron para jugar con las líneas muy juntas y sus ataques fueron letales. En especial en la primera parte, cuando marcó tres goles.

El conjunto visitante apenas tardó 14 minutos en adelantarse gracias a un gol de Benzema, un tanto de ariete puro tras un pase de James. Y a los 25 minutos anotó su segundo gol en una falta mal defendida por el Eibar.

La prematura sentencia del duelo ocurrió a los 29 minutos, con una asistencia de Benzema que encontró el habilidoso remate de James Rodríguez. El Real Madrid había solucionado un encuentro que se presentaba muy complicado de la manera más ortodoxa posible. El Eibar, una de las grandes sorpresas de la temporada, se vio avasallado sin que nada pudiera hacer para remediarlo.

La segunda parte sobró. El Real Madrid se dedicó a administrar la ventaja juntándose atrás y buscando peligrosos contraataques. Por el ejemplo, el del cuarto gol. A los 60 minutos, Benzema armó la transición con enorme calidad y la jugada la culminó Asensio previo remate al palo de James Rodríguez.

El Eibar maquilló su actuación con un tanto de Rubén Peña a los 72 minutos, un tanto testimonial que no opacó el brillo del Real Madrid, una versión que hacía semanas no ofrecía.

Lee también

Comentarios