Lo más visto

Más de Deportes

El Salvador contra campeones del mundo

El Salvador se enfrenta a Brasil por cuarta ocasión, tercera de modo oficial. Frente a los Huezo, González y Cienfuegos, Brasil alineó a 19 campeones del mundo.

Enlace copiado
El Salvador contra campeones del mundo

El Salvador contra campeones del mundo

Enlace copiado

En encuentros oficiales contra El Salvador, Brasil alineó a 19 jugadores a la postre campeones del mundo. Es una cantidad salvaje considerando que fueron apenas dos partidos, uno en 1994 y otro en 1998, pero es que precisamente ese cuatrienio corresponde a la última época de oro del balompié verdiamarillo, lapso en el cual disputó finales consecutivas de Copa del Mundo y ganó una Copa América y una Confederaciones.

  • La lista incluye a Claudio Taffarel, Márcio Santos, Júnior, Denilson, Mauro Silva, Zinho, Romario, Zetti, Jorginho, Ricardo Rocha, Leonardo, Branco, Raí, Dunga, Mazinho, Zinho, Bebeto, Viola y Müller.  
Brasil - El Salvador, en 1998.

El rol de campeones aumenta si incluimos al entrenador del partido de 1998, Mario Zagallo, que como jugador conformó la delantera prodigiosa de Suecia 1958; no menos atestados figuran ahora en el currículo del coach del amistoso de 1994, Carlos Alberto Parreira, director técnico en la Copa del Mundo de Estados Unidos, disputada ese mismo año.

Ambos partidos, ganados 4-0 por los sudamericanos, fueron un reflejo de la superioridad que Brasil exhibió con raras excepciones ante selecciones centroamericanas, una foja que se traduce en 23 partidos oficiales, 20 victorias, dos empates, una derrota, 70 goles a favor y 12 en contra.

Con los partidos separados entre sí apenas cuatro años y casualmente dirigidos por el macedonio Kiril Dojcinowski en ambas citas, es curioso que sólo dos salvadoreños repitieran en las alineaciones: Leonel Cárcamo Batres en la defensa y Mauricio Cienfuegos en la volantía. En el bando brasileño, Mauro Silva y Romario fueron el denominador común.

¿ERA EL FIRPO?
El primer partido gozó de un contexto irrepetible. Era junio de 1994, y Brasil se aprestaba a disputar la Copa del Mundo de Estados Unidos, perseguida por la obsesión del penta. 

Es que después del "scratch du oro" que enamoró en México 1970 ganando sus seis partidos, la verdiamarilla naufragó en cinco torneos, ganando sólo 18 de los 28 juegos en ese periodo.

Una semana antes de su debut, el 12 de junio de 1994, eligió a El Salvador como último sparring en una preparación por Norteamérica que incluyó un 1-1 ante Canadá en Edmonton y un 8-2 sobre Honduras en San Diego.

Para encarar el compromiso, a verificarse en el estadio Bulldog, el macedonio Kiril Dojcinovski, quien hacía una suerte de interinato durante el clásico paréntesis en que viven nuestras selecciones luego de quedar apeada camino a un Mundial y mientras arranca la siguiente eliminatoria, eligió a un combinado con muchos jugadores del Luis Ángel Firpo. Era además de práctico, inevitable: práctico ya que la selección no había jugado partido oficial desde mayo de 1993; e inevitable porque el entonces mandamás de la Federación Salvadoreña de Fútbol era a la sazón presidente pampero, el señor Sergio Torres.

  • Esa tarde, ante unos 13 mil 210 espectadores, Brasil alineó con Zetti, Jorginho, Ricardo Rocha, Ricardo Gomes (Márcio Santos), Leonardo (Branco), Mauro Silva (Raí), Dunga, Mazinho, Zinho, Bebeto (Viola) y Romário (Müller).

Ocho de los 16 participantes brasileños en el partido jugaban en Europa: 3 en Francia (2 en el PSG, uno en el Burdeos), 3 en España (dos en el Deportivo, uno en el Barcelona) y 2 en Alemania (Bayern Múnich y Stuttgart).

El Salvador lo hizo con Carlos Meléndez, Agustín "Chura" Gámez (Óscar Cruz), Carlos Joya (Nelson Rivera Portillo), Geovanni Trigueros, Leonel Cárcamo, Miguel Estrada, Alfredo Vásquez (José María Batres), Mauricio Cienfuegos, Francisco Contreras (Edgar Henríquez), Salvador Coreas (Julio Herrera) y Raúl Díaz Arce. Sí, once de los 16 participantes jugaban en el Firpo.

El juego, pitado por el estadounidense Brian Hall, fue de trámite para Brasil, que abrió el score a través de Romario, al minuto 9; Bebeto amplió de penalti al 15', Zinho firmó el 3-0 al minuto 51 y Raí cerró la cuenta a 62'.

Una oncena plagada de jugadores del Firpo.

Al final del juego, consultado sobre lo lesionado que lucía su equipo, con lesiones musculares aquejando a Ricardo Gomes, Jorginho, Ricardo Rocha, Aldair, Branco y Romario, Carlos Parreira fue críptico y sólo dijo: "Llegó el turno de que otros se preocupen".

Y Brasil fue campeón del mundo 35 días más tarde.

ORO EN LA COPA
Nuestra segunda vez contra Brasil fue embriagante: en un torneo oficial y con Jorge González en nuestro bando.

Habían pasado cuatro años del 4-0 en Fresno, y Brasil emprendía una renovación valiente: era la hora de Ronaldo Nazario, de Rivaldo, de Júnior Baiano, de Denilson, aupados por el veterano Mario Zagallo, que tomó el testigo de Carlos Parreira tras la célebre victoria en penaltis en el Rose Bowl.

Clasificado de oficio a Francia 1998 como campeón del orbe, Brasil aprovechó cada fogueo posible durante el cuatrienio y en el año del torneo privilegió la invitación a la IV Copa Oro de la CONCACAF, a disputarse en febrero.

  • Ahí le tocó en suerte un grupo amable que consistía en Jamaica, ya clasificada a la Copa del Mundo, Guatemala y El Salvador.

Nuestra selección asistía al torneo con alguna expectativa, pues apenas en noviembre de 1997 había disputado la hexagonal hacia Francia 98, entrenada por el serbio Milován d'Joric. Una vez finalizado su contrato, el controversial seleccionador dejó el país y el puesto fue tomado por su asistente, Kiril Dojcinowski.

Era pues una selección en todas sus letras, con el ingrediente extra de incluir a Jorge "el Mágico" González en sus filas como una despedida no oficial de su carrera internacional y un guiño para el siempre melancólico público de la diáspora en Los Ángeles, sede de los tres partidos programados a El Salvador. 

  • Jorge no había disputado partido oficial con la selección desde mayo de 1993; sin embargo, fue acogido con la admiración de siempre por sus compañeros, que incluían a la base de la hexagonal.

Brasil igualó sus primeros dos choques, 0-0 con Jamaica y 1-1 con Guatemala; obligado a vencernos para superar el grupo, nos enfrentamos en el Coliseo Memorial de Los Ángeles, ante 55 mil  17 personas y arbitraje del tico Rodrigo Badilla.

Brasil saltó así: Claudio Taffarel, Ze María (Russo), Marcos Santos, Goncalves, Mauro Silva, Júnior, Edmundo (Elber), Flavio Conceicao, Zinho, Denilson (Doriva) y Romario. Por El Salvador, vieron acción Misael Alfaro, Leonel Cárcamo (Renderos Iraheta), Nelson Rojas, Vladan Vicevic, Wilfredo Iraheta, Carlos Castro Borja, Mauricio Cienfuegos, Guillermo Rivera (Adrián de la Cruz), Ronald Cerritos (Jorge González), Jorge Rodríguez e Israel Castro Franco. 

Brasil encarriló el partido en los primeros 20 minutos (Edmundo 7', Romario 19') y el segundo tiempo fue un monólogo que sólo tuvo emociones por la media hora con que Jorge González cerró su carrera internacional, y el doblete de Giovanni Elber en los últimos tres minutos del cotejo.

Cabe hacer una observación: Brasil entiende que su serie oficial ante El Salvador comprende sólo esos dos 4-0 pero desde el punto de vista cuscatleco, la serie incluye otro partido, uno de hace 43 años, en el que ofrecimos mucha más resistencia.

EN EL AZTECA
El Salvador participó en el torneo de fútbol de los VII Juegos Deportivos Panamericanos México DF 1975 merced a su tercer lugar en los Centroamericanos de Guatemala dos años antes.

Lo hizo con el mismo grupo de jugadores que disputó sin éxito la eliminatoria hacia los Juegos Olímpicos de Montreal y que intervino en la eliminatoria mundialista entre 1976 y 1977.

Al menos cuatro de los titulares en los Panamericanos disputarían el primer partido rumbo a Argentina 1978 (Paco Jovel, Carlos Recinos, César Acevedo y "Pelé" Zapata), y otros tres se volverían titulares en ese proceso (Norberto Huezo, Miguel Viscarra y "Chachama" Quinteros).

Así pues, podemos decir que México DF 1975 fue parte del fogueo de la selección mayor de ese ciclo.

Por eso, El Salvador considera todos sus partidos de ese evento como oficiales: un 4-1 sobre Nicaragua, un 0-0 contra Costa Rica y un 0-2 en nuestro debut contra Brasil.

Ese 15 de octubre de 1975, alineamos con Ricardo Calderón; Miguel Ángel Viscarra, Francisco Jovel, Juan Gilberto Quinteros, Carlos Humberto Recinos; Herbert Flores, José Norberto Huezo, César Acevedo; Guillermo Ragazzone, Luis Ramírez Zapata y Eduardo González, dirigidos por el profesor Marcelo Estrada.

Brasil, mientras tanto, participó en esos Panamericanos con la base del equipo que finalizaría en el cuarto lugar en los Juegos Olímpicos de Montreal 1976: Carlos Roberto Gallo, Rosemiro Correa de Souza, Roberto Franqueira "Tecao", Edino Nazareth Filho "Edinho", Carlos Eduardo Ribeiro "Carlinhos", Alberto Raimundo Marques "Leguelé", Joao Batista da Silva, Onofre Aluizio Batista "Tiquinho" (Francisco Fraga da Silva "Chico Fraga"), Marcelo de Oliveira Santos, Claudio Adalberto Adao y Olivio Pires Pitta.

Ese combinado era dirigido por Thomaz Soares da Silva "Zizinho", subcampeón mundial y mejor jugador del Mundial de 1950.

Un ya veterano Thomaz Soares da Silva, extécnico de Brasil. 

Sólo tres de esos brasileños progresarían lo suficiente para disputar eventualmente la Copa del Mundo: el arquero Carlos Gallo, Edinho y Batista.  

La crónica del juego indica que el partido fue de dominio sudamericano y que Brasil se impuso con goles Claudio Adao al 14' y de Edinho al 69', bajo el arbitraje del mexicano Domingo de la Mora.

  • LAS ALINEACIONES DE LOS PARTIDOS ANTE BRASIL

Fecha: Octubre 15, 1975
Estadio: Azteca, Ciudad de México
Ocasión: VII Juegos Deportivos Panamericanos, sin registro de espectadores.  
Marcador: Brasil 2-0 El Salvador (Claudio Adao, 14', Edinho 69').

BRASIL: 
Carlos Roberto Gallo, Rosemiro Corrêa de Souza, Roberto Franqueira 'Tecão', Edino Nazareth Filho 'Edinho', Carlos Eduardo Ribeiro 'Carlinhos', Alberto Raimundo Marques 'Leguelé', João Batista da Silva, Onofre Aluizio Batista 'Tiquinho' (Francisco Fraga da Silva 'Chico Fraga'), Marcelo de Oliveira Santos, Cláudio Adalberto Adão, Olivio Pires Pitta. DT: Zizinho.

EL SALVADOR: 
Ricardo Calderón; Miguel Ángel Vizcarra, Francisco Jovel, Juan Gilberto Quinteros, Carlos Humberto Recinos; Herbert Flores, José Norberto Huezo, César Acevedo; Guillermo Ragazzone, Luis Baltazar Ramírez Zapata, Eduardo González. DT: Marcelo Estrada. Árbitro: Domingo de la Mora (México)

Fecha: Junio 12, 1994
Estadio: Bulldog, Fresno, Estados Unidos
Ocasión: Internacional amistoso, 13 mil 210 espectadores.
Marcador: Brasil 4-0 El Salvador (Romario 9', Bebeto 15' de penalti, Zinho 51', Raí 62')

BRASIL: 
Zetti, Jorginho, Ricardo Rocha, Ricardo Gomes (Márcio Santos 61'), Leonardo (Branco 46'), Mauro Silva (Raí 46'), Dunga, Mazinho, Zinho, Bebeto (Viola), Romário (Müller). DT: Carlos Alberto Parreira (Brasil).

EL SALVADOR:
 Carlos Meléndez, Agustín "Chura" Gámez (Óscar Cruz), Carlos Joya (Nelson Rivera Portillo), Geovanni Trigueros, Leonel Cárcamo, Miguel Estrada, Alfredo Vásquez (José María Batres), Mauricio Cienfuegos, Francisco Contreras (Edgar Henríquez), Salvador Coreas (Julio Herrera), Raúl Díaz Arce. DT: Kiril Dojcinowski (Macedonia).

Fecha: Febrero 8, 1998
Estadio: Coliseo Memorial, Los Ángeles, Estados Unidos
Ocasión: IV Copa Oro, sin registro de espectadores
Marcador: Brasil 4-0 El Salvador (Edmundo 7', Romario 19', Elber 87' y 89')

BRASIL: 
Claudio Taffarel, Ze María (Russo, 78'), Marcos Santos, Goncalves, Mauro Silva, Júnior, Edmundo (Elber, 80'), Flavio Conceicao, Zinho, Denilson (Doriva, 30'), Romario. DT: Mario Zagallo (Brasil).

EL SALVADOR: 
Misael Alfaro, Leonel Cárcamo (Renderos Iraheta, 46'), Nelson Rojas, Vladan Vicevic, Wilfredo Iraheta, Carlos Castro Borja, Mauricio Cienfuegos, Guillermo Rivera (Adrián de la Cruz, 59'), Ronald Cerritos (Jorge González, 68'), Jorge Rodríguez, Israel Castro Franco. DT: Kiril Dojcinowski (Macedonia).
 

Tags:

Lee también

Comentarios