El día más glorioso del fútbol playa

<p>Uno de los días más grandes en la historia del fútbol salvadoreño se produjo hoy hace un año. Hoy hace un año, El Salvador noqueó al anfitrión del mundial de fútbol playa de Rávena y se metió a semifinales del torneo.</p>
Enlace copiado
El más histórico.  Hoy hace un año la selección de fútbol playa de El Salvador derrotó a su similar de Italia y avanzó a semifinales del mundial de la modalidad.

El más histórico. Hoy hace un año la selección de fútbol playa de El Salvador derrotó a su similar de Italia y avanzó a semifinales del mundial de la modalidad.

El día más glorioso del fútbol playa

El día más glorioso del fútbol playa

Enlace copiado
<p>Hoy hace un año, el fenómeno del fútbol playa encontró su punto de éxtasis máximo en el país. Las proezas en Rávena de los dirigidos por Rudis Gallo ya tenían la atención de todo el país, que detuvo sus actividades del día para pararse ante el televisor y presenciar si se producía el milagro.</p><p>Y sucedió. El anfitrión tuvo la cancha a favor, el marcador a favor en un par de ocasiones y hasta al árbitro en un par de sanciones. Sin embargo, los salvadoreños tuvieron más corazón, tuvieron a Agustín Ruiz y a Frank Velásquez. Entre ambos acabaron con la azzurra y escribieron la página más gloriosa de la historia del fútbol nacional.</p><p>El primer período finalizó en empate 1-1. Normal, toda vez que la Azul playera, con excepción del partido ante Portugal, aguantó bien los primeros tiempos de cada encuentro.</p><p>La historia fue diferente en la segunda parte. Igualados con los italianos, El Salvador se sintió capaz de ponerse a la misma altura que Italia y finalizó el cuarto con marcador favorable por 3-4. Agustín Ruiz y Tomás Hernández habían anotado para la Azul playera, pero también lo había hecho Velásquez, que acabó el encuentro como el artífice y héroe de la clasificación.</p><p>¿Por qué? Porque en el último período Italia igualó el marcador y, con el 4-4 en la pizarra, fue necesario irse al tiempo extra.</p><p>Ahí, el marcador se mantuvo inamovible y al reloj le faltaban apenas unos segundos para decretar que el encuentro se iría hasta los penaltis. Entonces volvió a aparecer Velásquez para vencer al meta italiano, conseguir el 5-6, eliminar a Italia y enviar a El Salvador al paraíso futbolístico. Era un sueño ganar un partido y la Azul playera ya era semifinalista. Hoy, hace un año.</p>

Tags:

  • deportes
  • la-selecta

Lee también

Comentarios

Newsletter