Lo más visto

Más de Deportes

El fútbol enfrenta a la familia Mosquera

El veterano Cristian Gil Mosquera junto con su hijo Bryan enfrentarán a Cristian Jr. en los cuartos de final de la segunda división.
Enlace copiado
El fútbol enfrenta a la familia Mosquera

El fútbol enfrenta a la familia Mosquera

Enlace copiado

El delantero colombiano Cristian Gil Mosquera llegó en 2005 a El Salvador con el sueño de triunfar y lo consiguió a fuerza de goles, se ganó el respeto y admiración de todos por su disciplina y sacrificio en el terreno de juego. 

Un año después llegaron desde Colombia sus hijos Cristian David, Bryan Alexánder y  Mayer. Junto con su esposa, Katherine Hurtado, se enamoraron del país y luego nació Maybeli Valentina. Fue el inicio de una historia ligada al fútbol.

Es una familia muy respetada, unida, asisten juntos a una iglesia cristiana y comparten la misma pasión: el fútbol.

Cristian Gil milita junto con su hijo Bryan Alexánder en el Brujos Mario Calvo de la segunda división; mientras que el hijo mayor, Cristian David, es el artillero de El Roble. 

Cristian David se dedica al fútbol profesional desde hace cuatro años; mientras que Bryan debutó en el Apertura 2017 con el equipo de Izalco.

 El destino cruza al Brujos Mario Calvo ante El Roble en la llave de cuartos de final. El primer partido será este domingo a partir de las 3 de la tarde en Izalco y tendrá frente a frente a Cristian y Bryan en un bando y a  Cristian Alexánder en el otro.

MISMO CAMERINO

Tras un paso fugaz  por el nivel cinco de la Fundación Educando un Salvadoreño (FESA), donde marcó 59 goles, Bryan Alexánder fue fichado por el Brujos Mario Calvo  y se convirtió en compañero de equipo de su padre. Fue hasta la segunda vuelta del Apertura 2017 cuando Bryan Gil recibió el aval de parte de FIFA para poder debutar a escala profesional, tenía 15 años y lo hizo a lo grande el 24 de septiembre en el partido ante el San Pablo Municipal, perdieron 3-2, pero el pequeño de la familia Gil anotó doblete.

Bryan marcó 10 goles en ocho partidos, deslumbró por su capacidad goleadora; en el otro bando, Cristian Alexánder marcó cinco goles en 15 duelos.

El sillón de la sala es el principal testigo de las bromas entre estos tres futbolistas. “Esto es una bendición de Dios, (soy) de los pocos que le ha tocado jugar con sus hijos, es una alegría hermosa. Tendré a Cristian como rival”, dijo el padre.

“Asustados que están, saben que les viene la noche, los dos equipos sabemos a lo que vamos, aquí ya saben que no van a dormir”, dijo Cristian Alexánder como advertencia.

Muy tímido, pero seguro de sus palabras, respondió el menor, Bryan: “No se sabe, el fútbol da muchas vueltas, pero desde ahorita lo estoy consintiendo por si se quedan (ríe)”.

Cristian Gil rompió la discusión: “Esto es fútbol y cualquier cosa puede pasar. El Roble es excelente equipo, tiene gente de experiencia, pero nosotros tenemos cualidades”. 

SOBRE EL JUEGO

El Roble terminó líder del grupo B de la segunda división, mientras que el Brujos quedó segundo del grupo A.

“Anhelaba jugar con mis hijos y se me dio la bendición. Estaré en la cancha, voy a jugar, no sé qué hará el entrenador (ríe), pero voy a jugar. No lo he venido haciendo, será un día especial, es lo mejor que me ha pasado. He tenido tardes importantes, gloriosas por el fútbol, pero esta tarde del domingo es algo que no tiene precio”, dijo Cristian Gil, y recalcó: “El sentimiento de padre siempre estará, quiero a mis hijos, quiero que ellos siempre les vaya bien en la vida, pero es un momento que lo tienen que tomar con profesionalismo, igual que yo”.

Cristian David expresó que, antes de los seisavos de final, les dijo que tenían que ganar porque es un anhelo jugar en contra de ellos. “Los enfrentaré, en casa les digo que se quedarán, mi mamá nos dice que en la casa no peleemos, pero lo digo en broma”.

Tags:

Lee también

Comentarios