Lo más visto

El futuro incierto del entrenador del triplete

A pesar de ganar Copa, Liga y Champions, Luis Enrique aún no tiene segura su continuidad en el equipo azulgrana.
Enlace copiado
El futuro incierto del entrenador del triplete

El futuro incierto del entrenador del triplete

Enlace copiado
BARCELONA, ESPAÑA. Nunca un entrenador tan exitoso tuvo un futuro más incierto: Luis Enrique, el técnico del Barcelona tricampeón, es, por voluntad propia, la única gran incógnita del feliz mundo azulgrana. Ni siquiera el histórico logro del "triplete" culminado por su equipo el sábado en Berlín con la conquista de la Liga de Campeones ante la Juventus de Turín despejó las dudas de Luis Enrique sobre su continuidad al frente del banco del Barcelona.

"La verdad es que no, no lo tengo claro. Por ahora todo (es) felicidad, pero ya veremos", respondió secamente el entrenador español el sábado cuando le preguntaron si ya sabía si seguiría al mando del tricampeón la próxima temporada.

Antes, Luis Enrique había esquivado la cuestión una y otra vez, como lo lleva haciendo desde hace meses, pese a que su contrato prevé una campaña más y a que Josep Maria Bartomeu, el presidente del Barcelona, se mostró convencido de que la cumpliría. "Sé lo que dice en las ruedas de prensa, pero no tengo ninguna duda de que seguirá. No creo que se quiera ir, me hace ilusión que siga", afirmó Bartomeu a inicios de esta semana en una entrevista radiofónica concedida a la Cadena Ser española.

"Ser técnico del Barça es muy exigente y se tiene mucha presión, pero le veo con energía para mucho más", prosiguió el máximo mandatario azulgrana. Pero Bartomeu no tiene certeza absoluta. En parte, porque su continuidad al frente del club tampoco está asegurada. La próxima semana convocará oficialmente las elecciones a la presidencia de la institución que anunció en enero, cuando la famosa derrota del Barcelona en Anoeta ante la Real Sociedad amenazó con hacer saltar a Luis Enrique del banco y arruinar un trabajo que, seis meses después, se ha demostrado excelente.

Entonces, en el momento más turbulento de la temporada, Bartomeu defendió públicamente a Luis Enrique e hizo lo posible para que la tensa relación entre el entrenador y Lionel Messi, la estrella del equipo, alcanzara un logrado pacto de no agresión. El técnico español nunca olvidó, sin embargo, que la crisis puso en cuestión su valía para conducir la compleja máquina del Barcelona y se llevó por delante a Andoni Zubizarreta, Narcís Julià y Albert Valentín, los tres responsables de la dirección técnica que lo llevaron al club y a los que Luis Enrique dedicó públicamente la quinta Copa de Europa azulgrana.

SUS NÚMEROS
Desde el inicio, el técnico del Barcelona dijo que su futuro, como el de cualquier entrenador, estaría ligado a los resultados. Y los suyos son excelentes: Liga, Copa del rey y Champions en su primer año al frente del equipo, algo que sólo el mítico Josep Guardiola había conseguido antes en la centenaria historia del club.

Con 50 victorias en 60 partidos disputados esta temporada, un fabuloso 83 por ciento, Luis Enrique superó incluso los registros de Guardiola, cuyo recordado equipo no pasó del 67 por ciento. El aval de los números, no obstante, nunca fue suficiente para el entrenador español, que siempre sostuvo que los títulos no determinarían su continuidad al frente del banco del Barcelona.

Y esa postura no se ha modificado. O eso asegura. Hace una semana, cuando su equipo conquistó la Copa y Neymar enojó a los jugadores del Athletic de Bilbao con un regate al final del partido, Luis Enrique aseguró que en el futuro intentarían corregir ese comportamiento del brasileño. ¿Fue un desliz? ¿Una pista? ¿O una lógica respuesta de entrenador? Casi nadie sabe aún. "Con lo que ama a este club y a esta tierra, estoy convencido de que el entrenador seguirá", afirmó Gerard Piqué tras la conquista del ansiado "triplete". "Ojalá siga Luis Enrique. Ha sido un líder muy bueno para el equipo, se ha superado, hemos trabajado y entrenado muy bien con él y hemos ganado. Éste es el mejor sitio donde puede estar", aseveró Xavi esta semana, antes de despedirse del Barcelona levantando su cuarta Copa de Europa.

Ayer, entrenador y jugador se abrazaron en numerosas ocasiones sobre el césped del Estadio Olímpico de Berlín. La próxima semana, Xavi emigrará a Qatar. Y el barcelonismo ruega por que Luis Enrique no siga al gran capitán.

Tags:

  • barcelona
  • luis enrique

Lee también

Comentarios