El mayor de los tulipanes

Johan Cruyff es el máximo referente de la historia del fútbol total.
Enlace copiado
El mayor de los tulipanes

El mayor de los tulipanes

El mayor de los tulipanes

El mayor de los tulipanes

El mayor de los tulipanes

El mayor de los tulipanes

El mayor de los tulipanes

El mayor de los tulipanes

El mayor de los tulipanes

El mayor de los tulipanes

Enlace copiado
El fútbol de Holanda tiene un antes y un después tras la aparición de un genio en la cancha, el carismático Johan Cruyff; sin duda, el máximo referente del balompié tulipán.

El exjugador y exentrenador marcó una época desde la cancha y aunque no logró salir campeón del mundo –como muchos otros grandes– es considerado como uno de los que revolucionó el fútbol en compañía de un equipo que deslumbró en dos copas del mundo en las que alcanzó la final (aunque Cruyff solo estuvo en la de 1974), pero que le faltó una cuota de serenidad para levantar el trofeo.

Su relación con el fútbol comenzó cuando tenía apenas 10 años de edad, al ingresar a las divisiones inferiores del Ajax de Ámsterdam, pero su vida tuvo un giro drástico el 8 de julio de 1959, fecha en la que su padre falleció de un ataque al corazón cuando tenía 12 años. El perder a su progenitor lo obligó a abandonar los estudios para dedicarse exclusivamente al fútbol y aportar a la economía familiar hasta que un año después encontraría una nueva figura paterna en el cuidador del campo del Ajax, que era compañero de trabajo de su madre, quien también laboraba para el club holandés.

Se dice que desde que el entrenador Rinus Michel –el padre del fútbol total y la Naranja Mecánica– lo eligió para su equipo se diseñó un trabajo físico y alimenticio para poder explotar todas sus habilidades y también soportar el rigor al que es sometido un deportista profesional. El entonces “flaco” jugador accedió y el mundo lo agradeció.

Tras su debut marcando un gol en el Ajax de Holanda el 15 de noviembre de 1964, enfrentándose al GVAV Groningen, con apenas 17 años de edad, el joven Cruyff destilaba elegancia y técnica en las canchas a tal punto que con su fútbol el Ajax ganó la liga holandesa, título que repetiría siete ocasiones más.

El 28 de mayo de 1969, Cruyff participó en su primera final de la Copa de Europa contra el AC Milán, pero el equipo italiano terminó ganando 4-1 al plantel holandés.

Cruyff recibió en su extraordinaria carrera el Balón de Oro al mejor jugador europeo en los años 1972, 1973 y 1974, siendo el primer jugador que lo obtenía en tres ocasiones de manera consecutiva.

Su fútbol trascendió hasta que fue fichado por el Barcelona para la temporada 1973-1974 por la exorbitante cantidad (para la época) de 100 millones de pesetas (más de $640,000). Debutó con el club azulgrana el 28 de octubre de 1973 en la Liga española de fútbol, en un partido contra el Granada en el que ayudó con dos tantos, para el triunfo de 4-0.

Entre los futbolistas más destacados que lo acompañaban en el Barça estaban Hugo Sotil, Carles Rexach –principal responsable de que Lionel Messi fichara por el Barcelona– y Asensi, con ellos y bajo su batuta, el equipo consiguió un hito que fue difícil igualar tras vencer por 0-5 en su visita al Santiago Bernabéu al Real Madrid el 17 de febrero de 1974. Esa temporada terminó anotando 24 goles.

En total fueron cinco temporadas con el Barcelona y llegó a alcanzar una Copa de España antes de pasar a ser parte de la larga lista de ídolos con la que cuenta el equipo culé.

Genio y figura

Tras salir del club catalán tuvo un breve paso por el fútbol de Estados Unidos con Los Angeles Aztecs, luego de que su incorporación al Cosmos de Nueva York se frustró a pesar de que las negociaciones se llevaron días y días.

A la siguiente temporada (en 1980) se vistió con la camiseta de los Washington Diplomats, siempre de Estados Unidos, antes de volver a España por un corto periodo con el Levante (en segunda división) y regresar a Holanda con Ajax y Feyenoord, donde se dio su retiro.

Entre sus tardes amargas de su carrera como futbolista está perder la final de la Copa del Mundo de Alemania 1974 por 2-1. La final del Mundial se disputó el 7 de julio y tuvo como protagonista a Cruyff al frente de Holanda y a Alemania Federal, capitaneada por Franz Beckenbauer.

La mística de Cruyff se mostró en su decisión de no disputar con su selección la copa del mundo en Argentina en 1978.

A pesar de todos los esfuerzos, Cruyff ratificó en su decisión de no jugar el mundial en Argentina 1978.

“No me apetece explicar todas estas cosas porque solamente ocasionarán más discusiones y esto no me gusta nada. Tomé una decisión y me quedo con ella”, acotó el escurridizo jugador.

Con este episodio se ponía fin a su participación con la selección de su país, tras disputar 48 partidos y marcar un total de 33 goles, participando en 33 de ellos como capitán.

El 6 de junio de 1985 fue nombrado técnico del Ajax donde permaneció dos temporadas y media, en las que el novedoso juego del equipo deslumbró a Europa hasta el punto de ser nombrado el mejor entrenador del mundo por la revista World Soccer Magazine.

Finalmente, el Barça lo contrató de técnico el 4 de mayo de 1988 cuando el club estaba sumido en una crisis deportiva.

En noviembre de 2012, Cruyff anunció su jubilación como entrenador, al considerar que a sus 65 años ya lo había dado todo para devolver el apoyo recibido por parte de los ciudadanos de Cataluña como seleccionador nacional desde 2009.

Lee también

Comentarios

Newsletter