El objetivo es clasificar siendo el país anfitrión

La Azul playera buscará llegar al mundial de Portugal jugando en casa el premundial de la CONCACAF que tendrá a 12 participantes por primera vez.
Enlace copiado
Enlace copiado
La selección de fútbol playa será el tercer equipo nacional en ver actividad oficial en 2015. Y por delante tiene un reto que se presenta enorme. Se trata de ser el anfitrión del premundial de CONCACAF en el camino hacia el mundial de Portugal.

Las cuatro clasificaciones mundialistas que han logrado los dirigidos por Rudis Gallo se han conseguido lejos de casa. En México (tres veces) y Bahamas, para ser exactos. Sin embargo, en 2015, se le presenta la oportunidad de festejar frente a su público en un escenario que se ha esperado por varios años: celebrar el quinto pase mundialista en casa y en el torneo que servirá para estrenar de manera oficial a escala internacional los escenarios construidos para el fútbol playa.

Luego de varios simulacros, como la pasada Copa Centroamericana –en la que El Salvador se quedó con el primer lugar– llegó el momento del reto verdadero en todos los sentidos: futbolísticos y dirigencial.

La Federación Salvadoreña de Fútbol solicitó a CONCACAF y a Beach Soccer la organización del certamen luego de los resultados deportivos obtenidos por la Azul playera que cerró 2014 como la mejor selección del área en el ranking mensual de FIFA y Beach Soccer. Los organismos responsables accedieron a la solicitud por lo que hoy toca demostrar que se tienen las condiciones administrativas.

Y en lo deportivo, también. El equipo salvadoreño será junto con México y Estados Unidos el equipo a vencer y de ahí que intentará sacar el máximo provecho posible a las competiciones internacionales que ha podido disputar. Además de la Copa Centroamericana, la Azul estuvo en los pasados Juegos Bolivarianos de playa, en Huanchaco, Perú, donde llegó hasta la final y tuvo la oportunidad de enfrentarse a equipos como Venezuela, Ecuador, Chile y Paraguay.

En ese torneo la selección no contó con su capitán Agustín Ruiz, sin embargo esto propició que pudieran sobresalir otros nombres como el de Abraham Henríquez, quien alzó su mano solicitando una oportunidad a base de calidad y goles. También salió a relucir el templo de Elmer Robles –capitán en ausencia de “Tin”– y Frank Velásquez, quien volvió a demostrar que tiene el gol en la mira en cada competencia.

Lee también

Comentarios

Newsletter