El padre de la criatura

Enlace copiado
Enlace copiado
Por Mario Enrique PazLas selecciones juveniles en el país han sido en la mayoría de los casos procesos accidentados. El trabajo de la cantera ha sido utópico.

Desde la puesta en marcha de los mundiales juveniles, varias selecciones cuscatlecas estuvieron cerca de la clasificación. Raúl Alfredo Magaña (QDDG) lo estuvo en Trinidad y Honduras con dos equipos sub 20; César Acevedo y Armando Contreras Palma, con equipos sub 17; Norberto Huezo se quedó a las puertas con otro grupo juvenil y el mismo Mauricio Alfaro había sucumbido en el preolímpico. Todos los equipos, curiosamente, hicieron méritos para clasificar y todos se estrellaron al final con goleadas inesperadas.

Los antecedentes hacían que el humor negro asomara cuando se hablaba de las posibilidades de clasificar a Turquía. “Si sucede un milagro como el de (Luis) Anaya y pega en la cara de Chepe (José Martínez), clasificamos”. Vil ironía. El juego terminó 3-1 y salió mejor de lo que muchos esperaban. Pretextos para ser felices sobran y los pretextos para subirse en el carro ganador de la sub 20 también. ¿Pero quién es el padre de la criatura? Las adopciones sobran, los padres putativos igual, padrastros no se diga, todos creen y quieren ser corresponsables del éxito, pero un solo proceso, un solo trabajo merece el crédito: FESA, que demostró cómo se debe y se tiene que trabajar, y los frutos están a la vista. Un nuevo mundial, aunque juvenil, está a las puertas y marca el principio de lo que se tiene que seguir haciendo. Puede reclamar el éxito: “padre solo hay uno”.

Tags:

  • Seleccion sub 20
  • Azulita
  • Mundial Turquia 2013

Lee también

Comentarios

Newsletter