Lo más visto

Más de Deportes

El reto de repetir

Alianza quiere el segundo bicampeonato de su historia.
Enlace copiado
El reto de repetir

El reto de repetir

El reto de repetir

El reto de repetir

Enlace copiado
Si ganar un título es un placer, ganar dos en fila es el paraíso. Empero, es un paraíso que cuando se trata del Alianza ha adquirido un carácter más de utopía que de realidad. En toda su historia en Primera División, los capitalinos apenas han conseguido un bicampeonato, en la ya lejana década de los sesentas.

El único bicampeonato de la historia blanca data de las temporadas 1965-66 y 1966-67, justamente los dos primeros títulos del equipo en primera. Desde entonces, en cada una de sus otras coronas, el intento de repetir acabó en nada.

La corta lista de bicampeones nacionales en el fútbol nacional lo lidera el FAS con cinco festejos, dos de ellos logrados en torneos cortos (Clausura 2002-Apertura 2002 y Apertura 2004-Clausura 2005); el resto fue logrado en los sesentas (1961-62 y 1962), los setentas (1977-78 y 1978-79) y a mediados de los noventas (1994-95 y 1995-96).

Detrás de los tigrillos se ubica el Águila con cuatro bicampeonatos, el Isidro Metapán con tres, y Atlético Marte y Luis Ángel Firpo con dos festejos. El último de la lista de bicampeones: Alianza, con uno.

La mufa

En repetidas ocasiones, integrantes de Alianza han señalado esa imposibilidad de hilar dos títulos como una maldición del plantel capitalino. Una que se ha extendido hasta llegar a los torneos cortos, y que en este torneo intentarán cortar de nuevo para ponerse a la altura de la “Orquesta Blanca” como bicampeones paquidermos.

“Es una mufa que Alianza viene arrastrando de muchos años. En este torneo queremos romperla. Es un tema que en algún momento se ha manifestado en el camerino, en las ocasiones en que he tenido oportunidad de participar cuando se ha clasificado y que al final se ha fallado en conseguirlo”, admitió el volante Hérbert Sosa al principio del Clausura 2016, en el que el equipo trastabilló pero luego recuperó el rumbo hasta colarse a cuartos de final, donde jugará ante Isidro Metapán, en una serie que inicia mañana.

Lo más cerca que los albos han estado de romper su sequía de bicampeonato ocurrió hace casi 15 años, cuando se coronaron campeones del torneo Apertura 2001, con un equipo donde figuraba Adonái Martínez como guía y que venció en la final al Firpo por 2-1.

Seis meses después, en el Clausura 2002, el equipo mantuvo el paso y avanzó hasta la final para intentar revalidar su corona. Sin embargo, en su camino se cruzó el FAS de “Chochera” Castillo, que le aplicó un severo correctivo de 4-0 para quitarle la corona en todo el sentido de la palabra.

Desde entonces, cada corona blanca ha sido seguida de un torneo para el olvido. No ha estado tan cerca de volver a ser protagonista en torneos consecutivos como esta vez. Campeón del Apertura 2015, este torneo podría ser el del segundo bicampeonato blanco. Medio siglo esperando ya es mucho.

Lee también

Comentarios