Lo más visto

Eliminados, otra vez

El Salvador recibió a México en el estadio Cuscatlán, en partido de las eliminatorias rumbo al Mundial de Rusia 2018.
Enlace copiado
Eliminados, otra vez

Eliminados, otra vez

Eliminados, otra vez

Eliminados, otra vez

Enlace copiado
El Salvador se jugó hoy su último cartucho en la pelea por mantener vivo el sueño de asistir al próximo Mundial. México, el archirival por excelencia, fue el rival en el Cuscatlán.

El plantel cuscatleco empezó el partido con mucha garra. A último minuto se cayó de la alineación titular el portero Derbi Carrillo, tras tener un dolor en la rodilla durante el calentamiento. Su lugar lo ocupó el aliancista Óscar Arroyo, a quien la afición pedía como titular durante la semana, en una encuesta realizada por elgrafico.com.

Ramón Maradiaga, técnico de la azul, estaba ocupando un 4-1-4-1, sobre la cancha. Solo Nelson Bonilla apareció como delantero centro, pero fue apoyado por volantes como Óscar Cerén y Jaime Alas que crearon muchos dolores de cabeza para los mexicanos por las bandas.

La selección azteca lució nerviosa. Andrés Guardado tuvo un cabezazo durante los primeros minutos, pero tras ello ha sido la azul y blanco quien llevó la batuta, aunque le falte la puntada final.

El dominio salvadoreño fue evidente durante el primer cuarto de hora, aunque poco a poco México intentó sacudírselo.

Pero los aztecas no contaban con el gol de los anfitriones. Jorge Torres Nilo desvió con la mano un centro que buscaba la cabeza de Nelson Bonilla y el árbitro Armando Villarreal pitó el penal a favor de la azul.

Alexánder Larín pidió la pelota y el zurdo se paró confiado ante Guillermo Ochoa. Era el minuto 23 y con total frialdad el jugador de Alianza optó por cobrarlo "a lo Panenka", poniendo el 1-0.

Tras el gol México se fue al ataque, pero El Salvador siguió el libreto. El empuje por las bandas se mantuvo, aunque Cerén comenzó a dosificarse un poco más.

México intentó con centros y tiros de esquina y en uno de ellos parecía que Tamacas tocaba el balón con la mano y era penal. Pero el árbitro Villarreal no lo vio y la acción siguió.

Tras las llegadas del "Tri" respondió la azul. Cerén se escapó por la derecha dejando en el olvido a Torres Nilo y luego, al borde del área, metió un centro a Nelson Bonilla. El delantero del Nacional de Portugal estuvo a milímetros de llegar al balón. El 2-0 parecía más cerca que el empate, pero el primer tiempo terminó con una ventaja mínima para el combinado local.


SEGUNDA PARTE

Obligado por ir abajo en el marcador fue Juan Carlos Osorio quien se vio obligado a proponer. Sacó a Torres Nilo, humillado por Cerén en el primer tiempo, y metió a Jesús Dueñas para que corriera la banda con pierna fresca.

A El Salvador le costó entrar con el mismo ritmo que tenía en el primer tiempo y pagaría caro eso porque al 52' México encontró el empate.

Un centro desde la banda derecha, tras una falta, terminó en un toque de Héctor Moreno que mandó el balón al fondo de la red. Moreno llegó cómodo, tras quitarse la marca de un flojo Pablo Punyed.

El gol de Moreno demostró que la azul tenía aire solo para un tiempo. Los de Maradiaga no volvieron a tener la pelota y cedieron fácilmente ante el empuje mexicano.

Y así, sin meter todo el acelerador, México encontró el segundo gol. Ángel Sepúlveda pidió la pelota en el área cuscatleca y le llegó a la cabeza con un centro medido. Sin marca, lo único que tuvo que hacer fue cabecear con un pique previo y metió el 1-2 al 58'.

Ramón Maradiaga optó por sacar a Cerén, completamente distinto en la segunda parte, y decidió darle minutos a Denis Pineda, ya cuando la afición le gritaba "cambio, cambio". Pero no solo era cansancio, también era cuestión de actitud, porque la garra de la azul se quedó en el camerino cuando se fueron al descanso.

Por eso México siguió castigando con facilidad. El árbitro Armando Villarreal también mermó su rendimiento y al 73 vio un penal a favor de la visita. Raúl Jiménez se paró frente al balón y con tranquilidad puso el 1-3. El Cuscatlán estaba callado, ya casi convencido de que no habría milagro.

Aún así la gente no se movió de sus lugares. Los aficionados que llegaron al Cuscatlán optaron por quedarse, en su mayoría, hasta lo último, como esperando un milagro en el cual ya ni los jugadores creían.

Maradiaga, al parecer un poco tarde, mandó a Andrés "el Ruso" Flores para buscar presión sobre los últimos minutos, pero había que meter tres goles para ganar. Se la jugó sacando a Richard Menjívar, el único contención nato, aunque eso significara más libertades para los mexicanos y el peligro de aumentar la goleada.

También optó por sacar a Bryan Tamacas y metió a Alexánder Mendoza. La idea era dejar una línea de tres al fondo y permitir que Larín se soltara por la banda izquierda, con mayor proyección al ataque.

El resultado fue el mismo. México incluso respetó "el código" al que Chile no se apegó en la Copa América y bajó el ritmo. Solo dejó que el tiempo se acabara y que sobre la cancha del Cuscatlán se disipara de una vez el sueño mundialista. Adiós a Rusia 2018, adiós al "Primitivo" Maradiaga.

ALINEACIONES:


El Salvador: Arroyo, Tamacas, García, Domínguez, Larín, Menjívar, Mayén, Punyed, Alas, Cerén y Bonilla.

México: Ochoa, Torres, Jiménez, Moreno, Aquino, Layún, Sepúlveda, Herrera, Márquez, Guardado y Ayala.

Tags:

  • el salvador
  • méxico
  • eliminatoria

Lee también

Comentarios