Lo más visto

Empacho de goles

ALIANZA SACÓ CINCO PUNTOS DE VENTAJA TRAS GOLEAR AL LIMEÑO.
Enlace copiado
Empacho de goles

Empacho de goles

Empacho de goles

Empacho de goles

Enlace copiado
Alianza y el triunfo deberían tener el mismo significado desde anoche en el diccionario. Los elefantes dieron de nuevo cátedra de fútbol exquisito y gestaron con autoridad su quinta victoria en fila en el torneo, frente a un Municipal Limeño que terminó en medio de un cataclismo a causa de sus propias carencias futbolísticas.

El cuadro elefante no anduvo con consideraciones tácticas ante los pupilos de Francisco Robles y echó mano de una verticalidad letal para mantenerse en la cima de la clasificación general.

Fue la noche de Óscar Cerén, Gustavo Guerreño, Juan Carlos Portillo, Luis Hinestroza y Álex Larín, quienes se pasearon con glamour sobre la alfombra verde del Cuscatlán y le regalaron un gol cada uno a sus aficionados.

El cuadro paquidermo utilizó los principales ingredientes para presentar un menú variado desde el comienzo. Con Óscar Cerén le inyectó velocidad por la derecha a las acciones y con Rivera le puso expectativa a los tiros libres.

El partido se convirtió en un apetitoso aperitivo para que la capital estallara en emoción por el primer gol. Al Limeño le fallaban los circuitos en la media y carecía de potencial para traspasar la barrera elefante.

La presión alba fue tal que en el primer cuarto de hora el equipo ya ganaba con el tanto de Guerreño, quien aprovechó un rechazo del meta Abiel Aguilera.

El gol en contra no desesperó a los visitantes, que rápido encontraron el empate, al 22’, con un fuerte disparo de Carlos Del Giorno.

La paridad en el marcador evidenció un partido de ida vuelta, pero Éder Melgar comenzó a ser protagonista al provocar los dos penaltis que propiciaron los goles de “Cabrita” Portillo y Cerén, y luego, en el segundo tiempo, por dejar con uno menos a los limeños por acumulación de amarillas.

A pesar de la desventaja en todos los ámbitos Limeño volvió a meterse en el partido con un disparo de Énner Orellana, quien desde unos 35 metros mandó un riflazo que primero se estrelló contra el travesaño y no cruzó la línea de gol a pesar de que el asistente del árbitro Marlon Mejía dijo lo contrario.

La leve reacción dejó el mal sabor a los paquidermos de que terminarían pidiendo la hora para evitar el empate. Sin embargo, el albo apeló a su juego devorador y a los 72’ le puso sal a la herida. Francisco Álvarez perdió el esférico en la zaga e Hinestroza aprovechó para ganar metros y mandar un tiro colocado que tumbó por completo a los cucheros.

Poco después, el Alianza se aprovechó de un Limeño ya moribundo y marcó el quinto a su cuenta. Rodolfo Zelaya sirvió en un desborde para Larín, quien agarró impulso y mandó un potente cabezazo que sepultó a los visitantes.

Lee también

Comentarios