En FESFUT prometieron amnistía a amañadores

Conversaciones entre dos exintegrantes de la selección mayor revelan que empleados de la FESFUT les ofrecieron “amnistía por colaborar” con las investigaciones. Ambos eran jugadores del Luis Ángel Firpo.
Enlace copiado
Foto archivo/LPG.

Foto archivo/LPG.

En FESFUT prometieron amnistía a amañadores

En FESFUT prometieron amnistía a amañadores

Enlace copiado
Pruebas presentadas por la Fiscalía General de la República (FGR) contra 11 exjugadores de la selección nacional mayor acusados de encubrimiento de lavado de dinero y asociaciones ilícitas –delitos ligados al arreglo de resultados de la Selecta– incluyeron la aceptación de amaño deportivo de dos de los seleccionados, y que en su momento buscaron el apoyo de personal de la Federación Salvadoreña de Fútbol (FESFUT) para reducir sus penas.

La FGR, con colaboración de expertos de la Policía Nacional Civil (PNC), logró rescatar conversaciones vía mensajería instantánea de un teléfono celular incautado al exportero de la Azul, Dagoberto Portillo, en la cual habla abiertamente con Dennis Alas, exvolante de la selección nacional mayor, sobre su participación en algunos amaños de partidos y sobre cómo buscaron la colaboración de Carlos Méndez Florez Cabezas, expresidente de la FESFUT; Juan Manuel Valiente, exsecretario de esta misma institución; y de Carlos Méndez, expresidente de Luis Ángel Firpo, para evitar que se les sancionara deportivamente.

“Ya dije que el de México (partido en la Copa Oro de 2011) lo vendimos”, le escribe Alas a Dagoberto Portillo el 1.º de agosto de 2013, fecha en la que brindó su primera declaración jurada ante Fredy Lizama, asistente jurídico de la FESFUT, en las investigaciones iniciales que se hicieron sobre el tema en el interior de esta institución. “Yo me voy a encerrar en que no sé nada, ché, y hay (sic) muero”, le responde Portillo.

En las conversaciones los dos exjugadores, que ya fueron castigados de manera vitalicia a nivel deportivo, revelan su preocupación por haber brindado detalles distintos en la investigación que ese mismo año inició la FGR, testimonios que no concordaban con lo que habían dicho a la FESFUT, tal como le confesó Alas a Portillo tras tener una conversación con su abogada: “Me dijo (la abogada) que la cagamos en lo de la Fiscalía, porque en la Federación aceptamos y en la Fiscalía, no. Me dijo que si hubiera sido al revés, en la Fiscalía aceptar y en la Federación no, ahí no hubiera habido problema”.

Tras lo anterior, Portillo le recomienda a Alas que hablen con dirigentes de la FESFUT para que sus primeras declaraciones no lleguen a manos de la Fiscalía. En vista que no lo lograron, optaron por modificar sus entrevistas.

COLABORACIÓN

El 1º. de agosto de 2014, mientras brindaba su declaración ante Lizama, Dennis Alas le escribe a Dagoberto Portillo para contarle que iba a “sapiar” (contar todo), confiado en que la FESFUT le haría en esos momentos un “documento amnistía” por “colaborar” con la investigación. Incluso bromeó con ello: “Con policías me van a sacar de acá”.

En los mensajes de texto, los exjugadores se muestran preocupados porque sus declaraciones en la FESFUT no coincidían con las que dieron a la FGR e intentaron remediarlo pidiendo otras entrevistas.

“Lo que podemos hacer es pedir otra audiencia en la Fiscalía y decirles que se nos pasó por alto cierta información”, le sugiere Portillo a Alas, después que este último había tenido una plática con Carlos Méndez, a quien él identifica como “el doctor” en las conversaciones.

Según Alas, Méndez Flores le reveló en una plática que Alfredo Pacheco, exjugador de FAS y selección nacional, andaba ofreciendo dinero para amañar el partido ante Venezuela del 22 de mayo de 2013, algo que concuerda con el testimonio de otros jugadores, quienes lo señalaron a él como uno de los que buscó arreglar ese partido.

“Hoy como chero me dijo el doctor (Méndez Flores) que ya es por encubrir (que los castigarían)”, agregó Alas, quien asegura también que el expresidente del Firpo les dijo que podrían recibir entre tres a cinco años de prisión si eran encontrados culpables.

ACEPTAN LOS AMAÑOS

En otra conversación, con fecha del 7 de agosto, Dagoberto Portillo aceptaba que participaron en amaños de la selección mayor con esta frase: “Bueno ché, tranquilo vos, que ya vas a ver que de esta salimos; pero te lo juro por Dios que jamás vuelvo a hacer alguna mierda que vaya en contra del fútbol”, a la cual Dennis Alas se une: “Yo también, que con la comida no lo vuelvo a hacer, ché. Y que nos quede de experiencia todo esto”.

Días después, el 18 y 19 de agosto, Portillo y Alas acuden a la FESFUT para agregar información a sus declaraciones, pero ya no lo hacen ante Fredy Lizama, sino ante Juan Manuel Valiente, secretario general de la FESFUT, con quien tres días antes habían hablado para intentar reducir un inminente castigo.

“Góchez (Ernesto, actual coordinador de selecciones) me dio el número de Valiente y le llamé, estaba en reunión y se salió (...) Me dijo lo mismo que Góchez, y que es casi seguro que nos van a castigar. Ellos dicen que van a pelear que solo sea de la selección”, le cuenta Alas a Portillo, el 16 de agosto. Ambos militaban en el Luis Ángel Firpo, equipo administrado por el expresidente de la FESFUT.

Precisamente, los jugadores intentaron hablar con Carlos Méndez Florez Cabezas en su calidad de titular de la FESFUT, pero este nunca los atendió, aunque especulaban con que Méndez Flores hablaría con él. “El doctor va a hablar con él, ya vas a ver”, consuela Dagoberto a Dennis.

Pese a los intentos de Portillo y Alas, y a la “colaboración” que al menos Alas habría prestado revelando detalles de la trama de amaños, ambos fueron castigados por la FESFUT con la separación del fútbol de manera vitalicia, tanto a nivel de selecciones como de equipos profesionales, junto a Luis Anaya, Osael Romero, Ramón Sánchez, Christian Castillo, Miguel Granadino, Miguel Montes, Darwin Bonilla, Ramón Flores, Alfredo Pacheco, Mardoqueo Henríquez, Marvin González y Reynaldo Hernández, en septiembre de 2013.

Casi un año después, en agosto de 2014, la FGR decidió incluir también a Portillo y Alas junto a Miguel Montes, Marvin González, Miguel Granadino, Darwin Bonilla, Ramón Sánchez, Mardoqueo Henríquez, Osael Romero, Cristian Castillo y Carlos Romeo Monteagudo, en un requerimiento por el delito de encubrimiento de lavado de dinero y asociaciones ilícitas.

El proceso judicial cerró su fase de instrucción el pasado viernes y la FGR presentó el dictamen de acusación en el Juzgado Quinto de Instrucción de San Salvador, que ahora lleva el caso, para que se decida la fecha de una audiencia preliminar, en la cual se definirá si hay pruebas suficientes para pasar a la etapa de juicio.

Tags:

  • amaños
  • investigacion
  • conversacion
  • fgr
  • fesfut

Lee también

Comentarios

Newsletter