En la historia del Firpo es uno de los imborrables

Geovanni Trigueros fue la pareja perfecta de Leonel Cárcamo Batres en la zaga central del Luis Ángel Firpo que marcó época en los noventa.
Enlace copiado
En la historia del Firpo es uno de los imborrables

En la historia del Firpo es uno de los imborrables

Enlace copiado


Hablar del Firpo de los noventa es recordar varios nombres que han sido íconos del fútbol salvadoreño, como Mauricio Cienfuegos y Raúl Díaz Arce. Sin embargo, si hay que rescatar piezas importantes en la historia de los pamperos que tuvieron en esa década su etapa más laureada una de ellas es Geovanni Trigueros, ese recio defensor que impuso respeto y personalidad en el campo.Trigueros nació el 8 de diciembre de 1966 en Ahuachapán. Formó parte de aquel Luis Ángel Firpo (ahora en segunda división) tricampeón del fútbol nacional y en la defensa se combinaba a la perfección con Leonel Cárcamo Batres. Todos los títulos que obtuvo fueron con los pamperos, equipo al que dedicó sus 11 años de trayectoria futbolística. Tuvo el privilegio de ser el capitán de la selección nacional, gesto que en otras naciones es todo un reconocimiento personal.

Hombre de pocos goles, anotó solo uno con la selecta. Fue en un partido contra Panamá por las eliminatorias rumbo al mundial de Francia 1998, El Salvador empataba y solo la victoria le daba el pase a la selección al hexagonal final. Dos minutos antes del final, Trigueros capturó de palomita un centro de Memo Rivera y que significó la victoria final por 3-2.

Sus campeonatos con Firpo los consiguió en las temporadas 1989, 1991, 1992 y 1993 y fue parte del Firpo que ganó al Juventus en un amistoso internacional.

Hoy, Geovanni se desempeña como asistente técnico de Mauricio Alfaro en la selección sub-20 que desde este día buscará alcanzar un boleto al mundial de la categoría en Nueva Zelanda. Antes, en 2013, dirigió a la selección femenina sub-17 que en 2013 disputó el premundial en Costa Rica.

Tags:

  • la firpo
  • centenario
  • la prensa grafica
  • geovanni trigueros

Lee también

Comentarios

Newsletter