En lo más alto

Águila ganó 1-0 a Juventud y acabó en la cima del Clausura 2016.
Enlace copiado
En lo más alto

En lo más alto

En lo más alto

En lo más alto

En lo más alto

En lo más alto

En lo más alto

En lo más alto

Enlace copiado
Contra todo pronóstico, el Águila finalizó como el líder del Clausura 2016, al imponerse 1-0 al Juventud Independiente y aprovechar el resbalón sorpresivo del Santa Tecla ante el Marte, y esperará ahora el duelo de cuartos de final contra el Chalatenango.

La idea de los emplumados era terminar de la mejor manera posible el torneo con los tres puntos, pero el liderato llega como una motivación y premio, tras un gran trabajo en las dos vueltas de clasificación.

El juego tuvo un ritmo trepidante, con mucha movilidad. De parte de la visita, ya habían notado que el arquero Jorge Zelaya estaba nervioso y que no coordinaba sus movimientos para defender el marco, por lo que los centros y tiros de larga distancia eran la estrategia.

Finalmente, el cuadro emplumado se fue arriba en el marcador sobre 21 minutos, cuando Héctor Ramos cabeceó sobre el área chica un buen centro desde la derecha, dejando sin opción al guardameta Felipe Amaya.

Tras el gol, el cuadro del Juventud Independiente se perdió en la cancha y ya no contó con más aproximaciones sobre marco rival.

Los resultados parciales le estaban dando el liderato al cuadro negronaranja, que saltó a la parte complementaria con la idea de afianzar la victoria con el mismo 11; mientras que los juventinos hicieron sus tres cambios para el inicio del segundo tiempo, tratando de rescatar el marcador.

Los emplumados empezaron a tomar la batuta nuevamente, pero seguían careciendo de efectividad. Muestra de ello fue una escapada del mediocampista Santos Ortiz, para dejar habilitado a Héctor Ramos, quien vio la escapada de Muñoz, lastimosamente su pase fue muy fuerte.

Luego, fue Ortiz quien quiso sentenciar, ya con el portero vencido.

Águila no terminaba de definir y el Juventud era muy lento como para provocar la sorpresa; aún así encontraron una opción clara cuando José Villavicencio habilitó a Williams Reyes para que definiera, pero Jorge Zelaya hizo una buena salida, tapando con su cuerpo el intento de empate.

Cuando parecía que el Águila se quedaba con la victoria por la mínima, apareció Nicolás Muñoz para anotar el segundo de la tarde, tras quitarse la marca de Amaya y definir a placer, para colocar ese tanto que dejó a los emplumados en el tope y con un rival sorpresivo, ya que, cuando todos tenían en mente que sería UES, un gol sobre el final del Metapán le dio vida a Chalatenango, y ahora será ese su rival en la siguiente fase.

Lee también

Comentarios

Newsletter