Lo más visto

Entrenadores argentinos dominan las finales ante los nacionales

Ernesto Corti buscará un nuevo título de la liga mayor y así mantener la hegemonía de los argentinos sobre los cuscatlecos en finales.
Enlace copiado
Entrenadores argentinos dominan las finales ante los nacionales

Entrenadores argentinos dominan las finales ante los nacionales

Enlace copiado
En la historia de las finales los torneos cortos de la primera división se registran 11 enfrentamientos entre entrenadores nacionales contra argentinos con saldo de seis triunfos para los estrategas sudamericanos y cinco para los criollos.

El salvadoreño más exitoso en este rubro es Edwin Portillo, quien ganó tres finales con el Isidro Metapán ante equipos dirigidos por técnicos argentinos, mientras que Jorge Rodríguez suma un título en su carrera ante un entrenador gaucho.

“El Zarco” puede cobrar venganza dos años después de perder una final ante un entrenador argentino, en el Clausura 2015 dirigiendo al Isidro Metapán, perdió ante Osvaldo Escudero, estratega del Santa Tecla, la historia vuelve a poner al cuscatleco ante el equipo periquito, dirigido por un míster argentino (Ernesto Corti que derrotó a salvadoreño Milton Meléndez en el pasado Apertura 2016) y puede empatar la serie entre nacionales y argentinos en este rubro.

RECUENTO HISTÓRICO
La del Apertura 1999 fue la tercera final de torneos cortos y enfrentaba al Águila, que sumaba 11 años de no ser campeón, dirigido por el argentino Hugo Coria, contra el Municipal Limeño, del míster Óscar Benítez, que había sido la revelación del torneo.

El duelo, disputado en el estadio Flor Blanca, acabó 0-0 y hubo necesidad de irse a tiempo extra, donde un derechazo de Erber Burgos desviado por Elmer Martínez significó el gol que le dio la primera corona a los emplumados en torneos cortos y la primera victoria de un entrenador argentino sobre un salvadoreño en finales.

Siete años después,  en la  final del Apertura 2006 el Once Municipal del técnico Nelson Ancheta jugó apenas la segunda final en la historia (la primera, en 1977), mientras que el FAS, dirigido por el entrenador argentino Julio Asad, buscaba añadir una corona más en medio de un ciclo triunfal que se mantuvo toda esa década.

La final fue sorpresiva. Tras un empate 1-1 en 90 minutos regulares, el Once Municipal se impuso 3-1 en tiempo extra con goles de Aníbal Ávalos, William Torres Alegría y Juan Carlos “el Colorado” Reyes, y consiguió la primera corona en el siglo XXI. Ambos técnicos continuarían una campaña más con sus equipos.

En la final del Apertura 2007, el Firpo se coronó campeón nacional tras siete años de sequía, de la mano del estratega argentino Horacio Cordero; venció en penales al FAS de Nelson Ancheta. La final fue pareja y acabó 1-1 en 120 minutos, con goles de Patricio Barroche y de Alfredo Pacheco, ambos de tiro libre; los usulutecos se impusieron en penaltis 5-3. La clave fue un penalti que Juan José Gómez, arquero del Firpo, le atajó al panameño Orlando Rodríguez. Tras esa campaña, Cordero recibió una mejor oferta del Municipal chapín y se marchó como campeón.

Para la del  Clausura 2007, Edwin Portillo y su Isidro Metapán se enfrentaron al Firpo del argentino Hugo Coria en la final del Clausura 2007. Esta sería la primera final del “Bochinche” como entrenador de liga mayor y consiguió un triunfo 1-0, tras un gol del brasileño Fabio de Acevedo al minuto 119, tras un potente remate que dejó sin opciones al meta Fidel Mondragón. Ese fue además el inicio del gran ciclo que todavía mantiene a los caleros como ganadores.

Un año después, en la del  Clausura 2008, el Firpo del técnico argentino Gerardo Reynoso venció al FAS de Nelson Ancheta en la final del Clausura 2008 con un dramático 1-0, tras un gol al minuto 119. La anotación llegó tras una jugada confusa, donde Fernando Leguizamón fue derribado dentro del área del FAS por Adolfo Menéndez. El árbitro central Joel Aguilar Chicas decretó penalti. El gol, obra de Guillermo Morán, mandó la corona y el bicampeonato a Usulután. La final tuvo tintes polémicos por esa decisión arbitral, y fue la segunda derrota consecutiva en finales del FAS de Ancheta ante el Firpo y ante dos técnicos argentinos diferentes. Tras esa final los dos técnicos se quedaron en sus equipos, pero Reynoso se fue a la mitad de torneo Apertura 2008.

Se volvieron a enfrentar dos entrenadores de estas nacionalidades en la final del   Apertura 2011  enfrentó al   experimentado Edwin Portillo, y su Isidro Metapán, con el argentino Andrés Sarulyte, y el Once Municipal. El gol del triunfo calero lo marcó Paolo Suárez al minuto 55, dándole al “Bochinche” Portillo una estrella más en la liga mayor.

Luego pasaron cinco  finales más hasta la actualidad con el saldo de dos finales ganadas por técnicos salvadoreños y tres por argentinos.

RECUERDO SALVADOREÑO
Antes de la nueva era de los torneos cortos, los salvadoreños impusieron condiciones en tres finales ante técnicos argentinos.

La final de  1959   fue la primera temporada que el Águila participó en primera división tras haber ascendido un año antes. Con jugadores como Juan Francisco Barraza, Saúl Molina o Juan “Maquinita” Merlos todo parecía indicar que iniciaría una era de éxitos para el cuadro emplumado.

El FAS llegaba como el vigente campeón de la mano del técnico argentino Alberto Cevasco y eso los hacía favoritos para el bicampeonato. Los torneos para ese entonces se definían en campaña regular, campeonizaba el que se ubicara en el primer lugar tras las 18 jornadas, con 10 equipos a dos vueltas.

Para la última fecha, el Águila llevaba ventaja de dos puntos sobre el FAS y ambos se enfrentaban en la última fecha en la finca Modelo; fue triunfo de los locales 1-0 con gol de Omar Muraco.

Esto obligó a una serie extra para definir al campeón (el triunfo valía 2 puntos). El primer partido lo ganó Águila 4-0 con goles de Barraza, Merlos, Rocabruna y uno del tico Lizano. En la vuelta los negronaranjas confirmaron su superioridad al vencer 1-0 con gol de Saúl Molina. Éste fue el cuarto título de Conrado Miranda como técnico después de los conseguidos con el Atlético Marte en 1955, 1956 y 1957.

En la campaña 1975-76 Conrado Miranda logró vencer nuevamente a un técnico argentino en una final 17 años después y consiguió otro título con el Águila en la final de 1976 frente al Alianza, dirigido por el argentino Mario Rey, quien había sido campeón con el Juventud Olímpica cuatro años antes. Este Águila fue  considerado como el más vistoso de todos los tiempos, el más ofensivo anotando 79 goles en 33 juegos, mientras que el Alianza de esta temporada tenía el récord de ser el único equipo en la historia del fútbol nacional que llegó a una final tras haber finalizado último la temporada anterior.

Mientras que en la  final de  1985,    jugada un 25 de diciembre, día de Navidad, se enfrentaron al Marte, del técnico nacional Armando Contreras Palma, contra el Alianza, del argentino Juan “el Brujo” Quartarone, ambos ya se habían convertido en multicampeones de liga mayor. El Marte de Contreras Palma era un equipo consolidado, el entrenador llevaba cinco años en el banquillo y cosechó su tercera estrella tras doblegar a los albos 5-2 en un partido emotivo, que cerró la última gran generación que le dio a los marcianos la corona.


TÉCNICOS CAMPEONES
ARGENTINOS  EN FINALES ANTE SALVADOREÑOS:
- Hugo Coria (1)
- Horacio Cordero (1)
- Gerado Reinoso (1)
- Roberto Gamarra (1)
- Osvado Escudero (1)
- Ernesto Corti (1)
SALVADOREÑOS EN FINALES ANTE ARGENTINOS:
- Edwin Portillo  (3)
- Nelson Ancheta (1)
- Jorge Rodríguez (1)

Tags:

  • primera division
  • final
  • clausura 2017
  • alianza
  • tecnicos argentinos
  • tecnicos salvadoreños

Lee también

Comentarios