Eraldo ve a cuartos

Según el nuevo técnico de Sonsonate, no es tarde para pensar en una clasificación.
Enlace copiado
Enlace copiado
El brasileño Eraldo Correia empezó ayer su carrera a contrarreloj, para sacar del bache de resultados al Sonsonate en el Clausura 2017.

Su nueva etapa como técnico de los occidentales inició por la mañana, al estampar su firma en el contrato que lo liga durante un año a su nuevo club. Por la tarde, una reunión con directivos y la plantilla completa, que posteriormente dio el salto al engramillado del Ana Mercedes Campos.

“Yo soy un hombre valiente, me gusta esta clase de retos”, comentó el suramericano a un directivo sonsonateco, mientras sus pupilos calentaban.

Para el brasileño, el Sonsonate, en la actualidad en el undécimo puesto de la tabla, tiene posibilidades de meterse a los cuartos de final, aunque aclaró que esta no es una exigencia concreta de la directiva.

“Con la ayuda de Dios y la calidad de jugadores que tenemos, estoy seguro que podemos incluso soñar en alcanzar el octavo lugar”, que da el último boleto a la fase eliminatoria del Clausura.

El de Timbauba, además, afirmó que el equipo no está en crisis, sino que requiere “un poco de paciencia, menos ansiedad, disminuir la presión, que es el problema mayor de nuestro fútbol. El futbolista salvadoreño muchas veces juega con la pistola en la nuca”.

Luego, ya sobre el césped, Correia apostó por apresurar el trabajo con balón, el toque rápido en espacios reducidos y un parado de dos equipos que dibujaban un 4-4-2, y en el que el once en chaleco era un conjunto armado por los más curtidos en primera división.

Entre esos posibles titulares estaban Luis Contreras en el fondo, Adán Reyes y Marcelo Messías como centrales, mientras que Elman Rivas y Érick Molina orquestaban como mediocentros. Arriba, Jose Paulo dos Santos y el espigado Josimar Moreira.

Así inició la “etapa Correia” en Sonsonate, cuyo primer examen llega pronto: mañana, ante el Dragón, por la fecha 14 del campeonato.

Lee también

Comentarios

Newsletter