Es campo prohibido

Juventud Independiente visitará al FAS, en cuya casa nunca ha ganado. Apenas un empate y 10 derrotas.
Enlace copiado
Enlace copiado
Por lo rutinario que suele ser la Primera División, con apenas 10 equipos y dos torneos por año, son pocas las paternidades que se suelen imponer. Decir que un equipo acumula una racha negativa en visitas a un estadio es difícil de encontrar, mucho menos decir que nunca ha ganado a un determinado equipo actuando como visitante.

Pero en el caso del Juventud Independiente, sí existe un escenario que le trae pésimos recuerdos y varias frustraciones, tan grandes como goles en último minuto que significaron la derrota o dos eliminaciones en semifinales.

Para el entrenador Ramón Sánchez, la cancha del Óscar Quiteño no es un mito, pero sí está consciente de la dificultad que representa visitar uno de los estadios más complicados del país, por lo que ahora tratará de solventar el juego con las precauciones del caso.

“Todos los equipos son complicados en su estadio, nadie quiere dejar ir puntos, por eso es que se juega más duro de visitante; en el caso del Quiteño, sabemos de la dificultad que representa el FAS, más en su estadio, con su afición. A pesar de eso enfrentaremos el partido de la misma forma en la que hacemos todas las visitas, esperando conseguir un resultado positivo”, aseguró el estratega opicano.

La primera temporada que estuvo el cuadro opicano en el circuito mayor no pudo siquiera marcar gol en el estadio santaneco. Luego, para el Clausura 2014, los rojiblancos llevaban tres derrotas en igual número de visitas al FAS, y parecía que finalmente lograrían arañar un punto, con un empate sin goles. Pero un gol al minuto 90 le impidió sacar ese punto, y le dio a los tigrillos su primer triunfo de ese certamen.

La historia no cambió para la semifinal del Clausura 2013, cuando los opicanos se colaron a su primera semi, pero chocaron contra FAS, y otra vez la misma historia.

Les bastaba un empate para la final y lo estaban logrando, hasta que Jassir Deras, entonces portero opicano, cometió un grave error al meter la pelota en su propia puerta. Una vez más, derrotados.

Igual ocurrió en la semi del Apertura 2013: un gol en los últimos minutos de Jefferson Viveros los dejó con su novena derrota en igual número de visitas a Santa Ana. Finalmente, y como dato esperanzador, el Juventud logró un empate en su última visita al Quiteño.

Tags:

  • juventud
  • fas
  • quiteño
  • lmf

Lee también

Comentarios

Newsletter