Es un orgullo entregar la presidencia a Juan Carlos Ramírez”

Benjamín Ruiz Rodas optó por declinar seguir en la FSA.
Enlace copiado
Es un orgullo entregar la presidencia a Juan Carlos Ramírez”

Es un orgullo entregar la presidencia a Juan Carlos Ramírez”

Enlace copiado
[email protected]

Tras una dirigencia local e internacional de casi 30 años en el atletismo, Benjamín Ruiz Rodas terminó el sábado anterior su ciclo como presidente de la Federación Salvadoreña de Atletismo. Una etapa en la que formó parte de los prehistóricos dirigentes del deporte olímpico nacional y al que pertenecen Melecio Rivera (tenis de mesa), José Guandique (boliche) y Luis Alonso Chévez, del judo, entre los más famosos.

Ruiz Rodas, que fue designado Presidente Honorario de la federación, tuvo una emotiva despedida, incluyendo un minuto de silencio por el fallecimiento de varios atletas y federativos.

¿Usted puso un ultimátum a la gente del atletismo para no aceptar aspirar a un nuevo período?

Sí. Es más, hasta último momento creyeron que me doblarían el brazo (para que aceptara). Incluso, me preocupó la posibilidad de que la asamblea me lo hubiera pedido (quedarme), porque no habría aceptado. Eso me hubiese hecho sentir mal, por el riesgo de una acefalía. Situación que hubiera sido dolorosa para mí, pero no llegó a ocurrir.

¿Tuvo que ver esta decisión con el tratamiento recibido por el INDES durante los últimos años?

Usted sabe, en 21 años en la presidencia ocurrieron tantas altas y bajas. De manera que eso no influyó. Ya estaba acostumbrado. Además, es necesario el relevo dirigencial. Y por eso, para mí fue un orgullo entregar la presidencia a mi exalumno Juan Carlos Ramírez, exatleta de pértiga y odontólogo.

Durante sus años en la presidencia federativa, Raúl Leiva Navidad y Mauricio Argumedo fueron reiteradamente cuestionados y señalados, pero usted no prescindió de ellos. ¿Deben seguir en la federación?

En este aspecto ya no quiero pronunciarme. No es mi costumbre. Será la nueva junta directiva la que tome esta decisión. Antes fui máquina del tren y ahora paso a ser vagón. Yo estoy muy agradecido con el trabajo de ellos, porque la federación es difícil y compleja.

¿Su decisión de no buscar un nuevo período tuvo que ver con lo pesado de la carga y sus problemas afines?

No. Lo que sucede es que ya tengo 69 años, ya me jubilé del Seguro Social y también en la casa la familia demanda más de mi tiempo. Son varios factores.

¿Alguna medalla que lo haya marcado en todo este tiempo?

Sí. El oro panamericano de Cristina López en Río, Brasil 2007, ha sido el orgullo más grande. Desafortunadamente y por diferentes motivos no la disfruté. También me dolió mucho la descalificación de Cristina en el mundial de Finlandia, después de Río, cuando encabezaba la competencia.

¿Cuáles fueron las satisfacciones más grandes durante sus gestiones?

Lograr buenas relaciones internacionales para el atletismo local, desempeñar cargos internacionales, recibir el pin de veteranos de la Asociación Internacional de Atletismo Federado (IAAF, por sus siglas en inglés), correr 30 maratones y mejorar el récord personal en los 42 kilómetros en Boston 1988, con tres horas y 54 minutos. También haber presidido el COES (1999-2003), el apoyo del licenciado Roberto Murray Meza, la lucha por evitar que se colocara grama sintética en el estadio “Mágico” González y ayudar ante la IAAF al marchista Émerson Hernández para obtener una beca que hoy lo tiene en Italia.

Tags:

  • Benjamin Ruiz Rodas
  • atletismo nacional
  • FSA
  • deporte nacional
  • Juan Carlos Ramirez

Lee también

Comentarios

Newsletter