Escalar el descenso

Pasaquina intentará ser el quinto equipo en terminar último del Apertura y no descender.
Enlace copiado
Enlace copiado
Desde que el fútbol salvadoreño adoptó el formato de torneos cortos, ser último en el torneo Apertura es casi un sinónimo de ser equipo descendido a Segunda División. En 15 años, solo cuatro equipos han logrado salir de las garras del descenso; y en el Clausura 2015, Pasaquina intentará unir su nombre y ser el quinto.

Con 15 puntos en la tabla acumulada, los burros comenzaron el torneo un punto debajo del Atlético Marte y a cinco del Alianza, de los que ya se despegaron un punto más con su derrota ante Juventud Independiente.

Aun así, con tendencia en contra, el técnico de los unionenses, el argentino Juan Sarulyte, no le da mayor importancia a los datos y se concentra en que su equipo se salve del descenso.

“Nosotros tenemos que proponer. Yo me voy a morir con eso. Son datos, es difícil pero hay que remontarlo. A veces te marcan una realidad, pero primero tenés que jugar”, mencionó el argentino.

El técnico oriental se puso como plazo el final de la primera vuelta para tener un panorama más claro de lo que le puede deparar el final del Apertura 2014 a su equipo, en el sentido de ser protagonista por pelear arriba en la tabla o por mantenerse abajo en la acumulada.

“Al final de la primera ronda te vas a dar cuenta a ver cuáles son los que se van a poner en cabeza para tener un mal campeonato. Quiero jugar la primera vuelta primero”, insistió el técnico argentino.

En caso de sacar al Pasaquina del fondo de la tabla y asegurarle un año más en la Primera División, los burros se unirán al Atlético Balboa de la temporada 2003-2004, al Municipal Limeño de la de 2003-2004, al Nejapa de 2008-2009 y a otro Balboa, de 2009-2010, como equipos que fueron últimos de un torneo Apertura y remontaron su desventaja para salvarse.

Eso sí: los cucheros remontaron al Once Lobos, pero igual bajaron, al perder la repesca que el penúltimo de la tabla acumulada jugaba antes contra el subcampeón de la liga de plata, el Coca Cola en ese año.

Además, salvar al Pasaquina supondría para Sarulyte una especie de revancha, luego de que hace dos años no pudo con el encargo con el Once Municipal.

En cierta forma, por ello es que el suramericano ha tenido bastante cuidado en la conformación del equipo, con énfasis en los extranjeros. Antes de jugarse la primera vuelta, no tenía extranjeros confirmados, puesto que los brasileños Romario Mendes e Igor Italoa Pereira no contaban aún con su visto bueno.

“Eso no significa que no estemos preparados. Santa Tecla no oficializó sus extranjeros, FAS acaba de traer un brasileño, Juventud Independiente solo tiene un central. La mayoría estamos iguales. Para algunos será ventaja, para nosotros no lo es”, sostuvo el gaucho, que, esta vez sí, se dio como plazo la segunda jornada para tener definidos sus foráneos y acelerar en la carrera por escapar de la liga de plata.

Tags:

  • pasaquina
  • descenso
  • sarulyte
  • clausura
  • lmf

Lee también

Comentarios

Newsletter