Escrito en piedra

Isidro Metapán se llevó un punto del Cuscatlán, casi firmó boleto a semis y dejó a Alianza comprometido en sus chances.
Enlace copiado
Gol.  José Blanco aprovechó la oportunidad de jugar que le dio Rubén Alonso y anotó el gol de la ventaja transitoria de Alianza sobre Metapán.

Gol. José Blanco aprovechó la oportunidad de jugar que le dio Rubén Alonso y anotó el gol de la ventaja transitoria de Alianza sobre Metapán.

No pasan.  Alianza se quedó a seis puntos de los puestos de clasificación a semifinales.

No pasan. Alianza se quedó a seis puntos de los puestos de clasificación a semifinales.

Escrito en piedra

Escrito en piedra

Enlace copiado
Los cuatro primeros lugares de la tabla del Clausura 2015 del fútbol salvadoreño parecen tan marcados en piedra que nada se ve capaz de moverlos. Ni siquiera el mejor partido de Óscar Arroyo o un Alianza que acelera en la recta final del torneo, cuando se acaban las jornadas y los chances de entrar en semifinales. Despertó tan tarde en el campeonato que, hoy que lo intenta, los cuatro primeros están un mundo arriba y tienen, ya inclusive, un pie en la siguiente instancia.

Eso fue lo que hizo ayer Isidro Metapán. Los caleros, tricampeones nacionales y en busca del tetra, se vieron en desventaja en el marcador y pese a que chocaron una vez sí y otra vez también con los guantes de Arroyo, no pararon hasta que sacudieron las redes de Alianza y sacaron el punto que les sirve para poner más tierra de por medio en la frontera que divide a los cuatro mejores equipos del campeonato y los demás. A falta de nueve puntos, hay seis entre el cuarto y el quinto. Más claros los nombres de los semifinalistas, imposible.

Empero, Alianza encarriló el penúltimo intento por cambiar la historia amparado en que una vuelta atrás ganó a Metapán y que el encuentro arrancó con una dinámica que le convenía porque no implicaba caer en el paso cansino que el rival le suele imprimir a sus partidos.

Los primeros 15 minutos tuvieron jugadas sobre ambos marcos. El balón fue de un lado a otro y vio a Romeo Parkes rematar cruzado a los guantes seguros de Arroyo, a Héctor Ramos cabecear cerca de la escuadra blanca y un buen remate de fuera del área de Gustavo “la Bestia” López que le quemó los guantes a Fidel Mondragón.

Sin embargo, o el oxígeno se le acabó a los equipos tras 15 minutos, o se dieron cuenta de que no podrían mantener el toma y daca por 90 minutos y bajaron revoluciones. El juego cayó en la lentitud, además de aparecer también las imprecisiones en la entrega y las garras de la intrascendencia. Apenas un pase filtrado a dos atacantes albos que Jonathan Barríos resolvió bien entre ambos o un achique que Edson Meléndez le hizo al balón antes del remate de “Pito” Ramos fueron las dos ocasiones del segundo cuarto de hora del juego.

Sin embargo, para romper el tedio, llegó el gol. Rodolfo Zelaya se tuvo fe en una jugada a balón parado, ya que en el uno contra uno no producía ninguna, y activó a su equipo con un trallazo que Fidel Mondragón solo acertó a rechazar y dejar muerta dentro de su propia área, justo donde había tres jugadores capitalinos y ninguno occidental. Conclusión: el juvenil José Miguel Blanco se adelantó y picó el balón para mandarlo al fondo del arco.

El gol volvió a encender el ánimo del encuentro y Metapán también recurrió al balón estacionario para crear peligro, en un tiro libre de Milton Molina que Arroyo atajó con una buena estirada, sobre el '39; replicada tres minutos después con un nuevo ataque de habilidad de Blanco, quien dejó tirado a su marcador y se perfiló para sacar un derechazo cruzado. Empero, tan cruzado que acabó a un lado del poste.

El encuentro llegó a su ecuador y los albos se fueron a camerinos con la sensación de que podían llevarse los tres puntos. Eso, sumado a la derrota de Águila un día antes, les permitiría subir al quinto puesto y, si bien aún lejos, a cuatro puntos, todavía pensar en dar alcance a los cuatro primeros del campeonato.

Sin embargo, Metapán aprovechó la visita al camerino para desempacar la ofensiva y salió al segundo tiempo con la convicción clara de igualar el marcador e intentar luego la remontada que le permitiera recuperar el primer lugar de la tabla.

Muestra de ello fueron los múltiples remates que se llegaron en la segunda mitad; cada uno con más olor a pólvora pero cada uno igual de bien detenido por la buena ubicación y el buen fundamento de Arroyo, en, quizá, su partido más completo del torneo atajando lo que le llegaba.

Estalló la presión

La presión a que Metapán sometió al Alianza comenzó a asfixiar y a pesarle a los albos, cada vez menos incisivos en ataque y más obligados a la búsqueda del pelotazo para que sus hombres de avanzada cazaran algún balón y buscaran el arco de Fidel, presto luego de su error para achicar cualquier balón en su área.

Metidos en esa dinámica, Jorge Rodríguez, técnico calero, abundó con la entrada de Víctor Merino en lugar de Narciso Orellana. El medio ya era de los suyos, ya solo era cuestión de trazar mejor las líneas de pase hasta encontrar el camino al gol.

Y aunque costó, lo encontró. Sobre el minuto 71, unos segundos después que Arroyo tapó un nuevo trallazo de Odir Flores, apareció Francisco “Caballito” Álvarez con una gran jugada por derecha.

Lo que se le cruzó en el camino al lateral derecho de Metapán se lo quitó de encima. Y si no se lo quitó, encontró la manera de que el balón sí pasara. Fue así como, en medio de la melé, el balón quedó suelto y Arroyo contuvo el enésimo intento de Odir.

Empero, ninguno de todos los que vestían de blanco acertó al despeje para alejar el balón y apareció de nuevo Álvarez para coger el esférico y ponerlo donde había más espacio, al centro donde esperaba paciente “Pito” Ramos.

El boricua no tuvo problemas. Con el caos instalado en el área, remató y celebró. Metapán tenía el empate que merecía y ya solo le fue cuestión de manejar los restantes 20 minutos para evitar sorpresas.

Tuvo más chances de vencer de nuevo a Arroyo, pero el meta paquidermo tampoco permitió más goles en contra. Suficiente con uno para rescatar un punto, pero insuficiente también para cambiar la historia que parece más escrita en piedra que otra cosa: Metapán camina al tetra y allana el camino de los semifinalistas del Clausura 2015.

Tags:

  • alianza
  • metapan
  • empate
  • blanco
  • ramos
  • lmf
  • clausura
  • 2015

Lee también

Comentarios

Newsletter