Lo más visto

Más de Deportes

España manda

Los equipos de España dominan los torneos europeos.
Enlace copiado
España manda

España manda

España manda

España manda

Enlace copiado
Como viene sucediendo en los últimos años, el fútbol español volvió a reinar en Europa con las conquistas de la Liga de Campeones y la Liga Europa, pero la inyección económica del fútbol inglés hace obvia la pregunta: ¿Por cuánto tiempo?

El Real Madrid culminó el año ganando el Mundial de Clubes, tras alargar sus tentáculos continentales con la conquista de la Liga de Campeones en la repetición de la final de hace dos años, con el Atlético de Madrid por rival. Cinco de los últimos seis finalistas de Champions fueron españoles, añadiendo al Barcelona, que el pasado año superó a la Juventus de Turín.

Mientras, el Sevilla conquistó su tercera Liga Europa consecutiva, un torneo que en las últimas siete ediciones conoció a cinco campeones españoles, con dos éxitos para el Atlético.

Para ratificar su reinado, el fútbol español situó a sus cuatro equipos –Real Madrid, Barcelona, Atlético y Sevilla– en los octavos de la Liga de Campeones de esta temporada y a tres –Athletic de Bilbao, Villarreal y Celta– en los dieciseisavos de final de la Liga Europa.

El dominio de los equipos se trasladó también a la supremacía de los futbolistas que juegan en España, que coparon los seis primeros clasificados en el Balón de Oro: Cristiano, Messi, Griezmann, Luis Suárez, Neymar y Bale.

Pero los tiempos van cambiando y la Liga inglesa cada vez se hace más fuerte porque, a pesar de la inconsistencia de sus equipos en Europa, sigue siendo el torneo nacional más atractivo del mundo. O eso dicen las audiencias.

El fútbol inglés firmó un tremendo contrato de televisión y sus equipos nadan en oro. Así, el presupuesto conjunto de los clubes de la Premier es de $4,000 millones, el doble que el que manejan los clubes españoles. Ante esta perspectiva, la lucha se hace muy desigual y pocos futbolistas pueden resistirse al encanto de las libras. El problema es que aún no encuentran al nuevo Messi o al nuevo Cristiano.

Lee también

Comentarios