Lo más visto

“Este es el reto mayor”

La marchista nacional Yesenia Miranda encara su mayor reto: los 20 km marcha en olímpicos.
Enlace copiado
En sus marcas. Yesenia Miranda es una de las atletas salvadoreñas que viajarán a Río 2016.

En sus marcas. Yesenia Miranda es una de las atletas salvadoreñas que viajarán a Río 2016.

“Este es el reto mayor”

“Este es el reto mayor”

“Este es el reto mayor”

“Este es el reto mayor”

Enlace copiado
Para Yesenia Ivania Miranda, el 19 de agosto siempre será especial. Ese día, gracias a una carta de universalidad, competirá en los 20 kilómetros marcha en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en la avenida Gilka Machado de la costera ciudad de Pontal.

Según definió el calendario de la máxima fiesta olímpica, Yesenia será la encargada de cerrar la participación de los atletas salvadoreños en Río de Janiero.

“Es un compromiso mayor e intentaré mejorar la marca 1:36:27 horas y llegar a 1:30. Estoy feliz y hay que darlo todo”, comentó la atleta.

Miranda será la tercera marchista salvadoreña en competir en Olímpicos después de Ivis Haydee Martínez, quien representó al país en Sídney 2000 y de Verónica Colindres en Pekín 2008.

“Para mi ir a Río es una inmensa alegría. Creo que para todo atleta la meta es participar en Juegos Olímpicos. Esto no estaba en mis planes, pero desde que llegó el profesor Rigoberto Medina nos motiva y estamos cumpliendo ese sueño”, mencionó la andarina.

Yesenia estuvo a 27 segundos del tiempo de 1:36 horas establecida por la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) como marca mínima para clasificar, cuando ella compitió en la Copa Mundial en Roma, disputada en mayo.

“Fue un momento frustrante para mí no clasificar. Estuve a 27 segundos, pero eso me dio la oportunidad de la carta de universalidad”, remarcó la atleta de 22 años y madre de dos niñas.

Sumar ocho años de carrera para Yesenia no ha sido tarea fácil, tras dos pausas por el nacimiento de su hija Kimberly en 2010 y Alejandra en 2014.

“Después de mi segunda hija ya no estaba en mis planes volver al deporte, quería estudiar y dedicarme a mis niñas. Pero me incentivó el regreso del profe a la marcha y el proyecto del Comité Olímpico”, explicó.

Miranda ve en el deporte una oportunidad de superación. “Algunos atletas se han superado en otros países y aquí tenemos el ejemplo de Cristina López. El apoyo es poco para todo el deporte salvadoreño”, analizó Miranda.

Yesenia comenzó a marchar en 2008, aunque no estaba en sus planes. En ese año, un examen médico detectó niveles anormales de glucosa en la sangre y le recomendaron hacer deporte.

“De parte del Centro Escolar en Altavista nos llevaban a correr y un día fuimos a un programa de FUSALMO. Nos hicieron unas pruebas físicas en las que estuvo el profesor Jorge Moret, me pidió mi número y le habló a mi mamá de practicar marcha. Ella accedió”.

La única referencia que Miranda tenía era la de Cristina López que ganó un oro panamericano en 2007.

“Costó mucho, la marcha es un deporte my difícil, pero me gustó conforme iba aprendiendo la técnica. Ahora la marcha es parte de mi vida”, expresó.

Ocho años después, Yesenia participará en los Olímpicos al igual que Luis López, su compañero de vida.

Lee también

Comentarios