Este grupo no se puede descuidar”

El entrenador de las juveniles en El Salvador espera que siga el trabajo de los combinados.
Enlace copiado
Enlace copiado
Eduardo Lara, seleccionador sub-20, no quiere que se pierda el trabajo con ese combinado juvenil pese a haber sido eliminado en el camino a Corea. Para el timonel colombiano, los juegos de preparación son necesarios para identificar debilidades que pueden hacer mella en la competencia. El timonel colombiano está dispuesto a seguir trabajando con las distintas selecciones juveniles y mayor para lo que se viene a futuro.

¿Qué analiza del papel de la selección sub-20 en el premundial?

Tenemos que hacer un análisis sobre qué se le ha brindado a estos jugadores para llegar a esta instancia. Que carecemos de muchas cosas, sí carecemos de muchas cosas. Yo sigo estando agradecido con los jugadores, con el país y las personas que nos dan la oportunidad de trabajar. Si miramos, los clubes no tienen ese trabajo de base, de preinfantil, de infantil, prejuvenil y juvenil para llegar a estas categorías sin ninguna deficiencia. Encima, encontrar a estos jugadores sin partidos internacionales, lógicamente que se hace mucho más difícil. Si nuestra federación no tiene el dinero para los fogueos internacionales, cada día se hace más difícil.

¿Seguirá al frente de combinados juveniles en El Salvador?

Si tú me preguntas a mí, yo no tengo reparo, ningún problema con mi trabajo. Yo quiero trabajar, quiero hacer las cosas bien. Necesitamos, como ya dije, fogueos para este grupo, porque es difícil enmendar en medio de la competencia. Los errores se pueden enmendar en partidos de preparación. Entonces, hay que mirar esa parte. Si no se tienen los amistosos que se prometen se hace difícil, pero yo también tengo que entender que FESFUT no tiene ese dinero.

¿Qué viene ahora para la sub-20 y para usted como seleccionador?

Hacer un análisis en caliente no es lo mejor. Después me sentaré y haré alguna evaluación concreta. Un análisis interno se debe hacer para entregarlo al comité ejecutivo de la FESFUT. Nosotros tenemos que estar pendiente de todo. No podemos descuidar nada. Ahora viene el compromiso de la sub-17, con Érick Prado. Además ahora viene el partido con la selección mayor, del 26 de marzo en Estados Unidos. Entonces, vamos a continuar con nuestra labor y trabajo. Le pondremos el pecho a la brisa hasta el último día que los directivos dispongan lo contrario. Acá hemos venido a trabajar.

¿Vinimos a menos en el torneo?

Creo que aún no estoy en frío para el análisis. Se perdieron esos dos partidos frente a dos buenas selecciones. Pero el grupo se entregó frente a esas selecciones que quisieron imponer sus fortalezas físicas y futbolísticas.

¿Podemos decir que la ganancia de esta sub-20 serán los jugadores que llame a la selección mayor?

No tanto la ganancia, sino que estos grupos no se pueden descuidar. Nosotros, en Colombia, una vez íbamos al Mundial, seguíamos trabajando con esos grupos. Este equipo es el futuro. Ahora vienen los procesos sub-21 y sub-23 y mayores. Estos chicos van a llegar con una edad ideal. Lógicamente que hay que meterles competencia, para que lleguen con esa madurez, ya que vamos a encontrar el vacío de no estar en el Mundial sub-20. Ese es un vacío grande para estos jóvenes.

¿A cuántos de estos sub-20 llevará a la selección mayor?

Vamos a sentarnos a ver al jugador que se le brindará la oportunidad. El que pueda estar en la selección mayor tiene que sumar, a meter kilómetros, como digo yo, para que a futuro tengamos grandes jugadores.

¿Qué espera hablar con los federativos al llegar a El Salvador?

Yo no tengo ningún inconveniente. Yo estoy para trabajar, para lo que ellos dispongan hasta el día que ellos lo quieran. Lógicamente que me tengo que reunir, hablar con ellos. En el momento que ellos requieran hablar conmigo, siempre vamos a estar dispuestos para el diálogo y para el respectivo informe de lo que pase en estos torneos.

¿Le pasó factura a la sub-20 la actividad irregular con sus equipos de primera división?

Hubo jugadores que eran requeridos por sus equipos, pero no eran tomados en cuenta. Perdieron de trabajar en la selección, pero tampoco tuvieron oportunidad en los clubes. Pero los clubes son los que mandan. Ante eso no se puede hacer nada.

Ahora viene el premundial sub-17. ¿Cómo ve esa competencia?

Obviamente que preocupa. Pero acá hay un tema difícil, y es ver de dónde salen los recursos. A esta sub-17 se le viene un grupo fuerte, muy duro. Entonces, hay que darle todas... más herramientas a los chicos para que puedan llegar preparados y nos los vayan a agarrar por sorpresa en pleno torneo.

Lee también

Comentarios

Newsletter