Lo más visto

Estebana es de hierro

Estebana Osorio educa a su hijo, compite, estudia y trabaja como fumigadora de casas.
Enlace copiado
Estebana es de hierro

Estebana es de hierro

Estebana es de hierro

Estebana es de hierro

Enlace copiado
Apenas había vivido 19 años cuando Estebana Osorio sintió la curiosidad de practicar la halterofilia. ¿Porqué? Porque vio a unas atletas femeninas practicar la disciplina. Le llamó mucho la atención, le encontró el gusto, eligió el deporte y encontró su destino.

“Desde allí empecé a entrenar, luego de un tiempo me llamaron a la selección para ser una atleta seleccionada”, relata hoy la deportista nacional, que compite en la categoría de 53 kilogramos y ya lleva nueve años metida en el levantamiento de pesas.

De manera progresiva Estebana ha ido mejorando, participando en competencias y es así como ha logrado los récords nacionales en arranque, envión y total. Ha logrado, además, medalla de oro a nivel centroamericano, y una medalla de bronce en los XXII Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014 en México.

Familia

Cuando Osorio empezó en este deporte su hijo, Ángel, tenía dos años. Al ser madre soltera, el reto de estar pendiente de la escuela, de sus alimentos, de cada cosa que hace, el reto era, es y será aún más complicado.

Ahora, Ángel Rosales Osorio tiene 11 años y asiste a cuarto grado. Usualmente acompaña a Estebana a los entrenamientos (¿halterofilista en potencia?) aunque lo hace solo cuando no tiene muchas tareas. Sino, en ocasiones termina las tareas escolares en la Federación de Pesas.

Es bastante complicado compaginar estudio (Estebana estudia segundo año de la Licenciatura en Educación Física), entrenos y ser madre. Difícil pero aún así, Osorio le agrega otra tarea, ya que tiene cinco años de dedicarse a la fumigación de casas, un negocio que cuenta con 20 años de ser trabajo en su familia y que lo heredó de su padre hace cinco años, cuando estos emigraron.

Metas, motivaciones

La pesista relata que su motivación para seguir luchando en este deporte es su familia, su hijo, todos ellos son su motor de arranque cada día.

Osorio tiene claro sus objetivos de mantener siempre los brazos fuertes y en alto porque quiere seguir en la búsqueda de más medallas, competir en Panamericanos y tal vez lograr una medalla de oro, además de aspirar a más medallas a nivel Panamericano y si Dios lo permite a nivel olímpico. “A medida que uno se esfuerza entrenando se puede lograr”, asegura. De momento, su objetivo es romper el récord de 58 kilos que es de 81 y 101 kilogramos. Y, claro, un día a la vez, salir adelante con todo.

Lee también

Comentarios