Estos son los rivales de El Salvador en la Copa Pilsener

Ecuador, Panamá y Tahití tienen asegurado un puesto en la próximo Copa del Mundo de fútbol playa y el torneo que inicia hoy es un importante fogueo para ellos.
Enlace copiado
Estos son los rivales de El Salvador en la Copa Pilsener

Estos son los rivales de El Salvador en la Copa Pilsener

Enlace copiado
Los tres rivales que tendrá El Salvador en la Copa Internacional Pilsener de fútbol playa tienen calidad mundialista. Ecuador, Panamá y Tahití tiene grabado su nombre en la próxima Copa del Mundo que se disputará en Bahamas, por lo que la copa reviste un importante fogueo para cada uno de ellos de cara a la cita que iniciará el próximo 27 de abril. 

Para los ecuatorianos, el primer rival de la Azul, esta es su primera participación en Copa Pilsener, así como también ha sido su primera clasificación a una copa del mundo, la cual llegó después de ganar a Argentina en tanda de penaltis en el eliminatorio sudamericano. 

Los de "la Tri" no son un rival de fiar, pues si bien antes de clasificar al mundial mantenían un perfil discreto, los ecuatorianos dieron pasos al frente que hoy los ubican en el mapa de esta modalidad.

El entrenador del equipo, José Palma, traerá a la cuadrangular en Costa del Sol a la misma selección que marcó historia en la CONMEBOL en febrero pasado y que está marcada por la falta de recursos, ya que los jugadores, según cuenta la prensa local, no reciben un salario fijo, lo que lleva a varios de ellos a dedicarse a actividades ajenas al deporte, como la pesca.

DE PANAMÁ
Por su parte, Panamá se convirtió en la gran sorpresa del pasado premundial de la CONCACAF al quedarse con el título del certamen tras ganar en la final a México un día después de haber eliminado a El Salvador en semifinales. 

El proyecto de fútbol playa panameño podría considerarse que está aún en pañales, pero los jugadores de ese plantel no lo ven de esa forma y tampoco apelan a la inexperiencia mundialista. En dos años ya son una de las potencias de la CONCACAF.

Su entrenador Shubert Pérez, un uruguayo que llegó a activar el proceso de fútbol playa en la nación canalera, ya puede afirmar que sus esfuerzos dieron frutos.

Lo que inició con un grupo de exjugadores de fútbol sala es hoy un interesante proyecto a observar en la justa mundialista.

Los panameños, como todas sus selecciones, tienen fuerza, altura, potencia y han evolucionado rápidamente: si en 2016 eran la escuadra 76 del ránking internacional, hoy son la número 28 de un total de 113.

Por su parte, Tahití, o los llamados "Tiki Toa", o en español, "Los dioses guerreros", llegan a las costas salvadoreñas como una selección potente en su región y con buenas credenciales, pues es la actual subcampeona del mundo.

De los equipos en la actual Copa Internacional Pilsener de fútbol playa, los rojiblancos son los únicos en el Olimpo de la modalidad: son séptimos en el ránking mundial, una mejor posición que la de la selección salvadoreña, la ecuatoriana o la panameña.

El balompié jugado en la arena es una disciplina que se les da como anillo al dedo a los tahitianos, lo que contrasta con su pobre desempeño en el fútbol 11, donde están en las últimas posiciones del top de la FIFA.

Volviendo a la playa, en los últimos dos mundiales, los "Tiki Toa" han marcado historia: en 2013, cuando hospedaron el torneo, se convirtieron en la primera escuadra de Oceanía en clasificar a una fase de eliminatoria en un torneo internacional. Finalizaron cuartos.

Y en 2015 lograron el boleto a la final, algo que ninguna escuadra nacional de esa confederación había logrado. De paso, se desquitaron la eliminación ante los rusos de la edición anterior.

Este equipo será de las principales amenazas a El Salvador si los cuscatlecos pretenden ganar la cuadrangular amistosa. Se verán las caras el 15 de marzo en el juego de cierre, a las 4:15 de la tarde.

Tags:

  • El Salvador
  • Copa Pilsener
  • futbol playa
  • panama
  • tahiti
  • ecuador

Lee también

Comentarios

Newsletter