Eterno italiano

Dino Zoff fue campeón con Italia en el mundial de España 1982.
Enlace copiado
Eterno italiano

Eterno italiano

Eterno italiano

Eterno italiano

<strong>Carles Puyol</strong>
<br>
<strong>Posición:</strong> Defensa
<br>
<strong>Trayectoria:</strong> A nivel de clubes solo defendió la camiseta del Barcelona, con el que logró ganar todos los títulos que tenía al alcance, así como el mundial y Euro con la selección.

Carles Puyol
Posición: Defensa
Trayectoria: A nivel de clubes solo defendió la camiseta del Barcelona, con el que logró ganar todos los títulos que tenía al alcance, así como el mundial y Euro con la selección.

Eterno italiano

Eterno italiano

Eterno italiano

Eterno italiano

Eterno italiano

Eterno italiano

Eterno italiano

Eterno italiano

Eterno italiano

Eterno italiano

Eterno italiano

Eterno italiano

Eterno italiano

Eterno italiano

Eterno italiano

Eterno italiano

Eterno italiano

Eterno italiano

Eterno italiano

Eterno italiano

Eterno italiano

Eterno italiano

Eterno italiano

Eterno italiano

Eterno italiano

Eterno italiano

Eterno italiano

Eterno italiano

Eterno italiano

Eterno italiano

Enlace copiado
Le llaman el eterno portero de la selección italiana después de que fue parte del equipo por tres décadas distintas, aunque su momento culmen lo consiguió con 40 años de edad y ya casi cuando su carrera terminaba.

Dino Zoff, el campeón del mundo más veterano en la historia de los mundiales, es uno de los nombres con más historia en toda Italia, donde el Juventus le tiene un espacio reservado para la posteridad después de haber jugado por 11 años con el actual campeón de la Serie A italiana, que cuando Zoff tenía 14 años de edad lo rechazó por su baja estatura para la posición de portero.

El capitán de la “Azzurra” alcanzó los 1.81 metros de estatura y con su elasticidad, buena ubicación y excelente juego aéreo se convirtió en uno de los mejores guardametas de toda Europa y uno de los más completos de todos los tiempos.

Tanto así que tiene el récord de imbatibilidad en partidos internacionales, puesto que entre 1972 y 1974 alcanzó los 1,142 minutos sin recibir un gol, algo que hasta el momento ningún otro portero ha conseguido.

Además de ese registro también es uno de los dos porteros que han sido capitanes de sus respectivas selecciones. El otro es el también italiano Giampero Combi, quien lideró a la selección italiana que salió campeona en el mundial de 1934.

Empezó su carrera en el Udinese, donde estuvo por dos temporadas (1961 a 1963) para después pasar al modesto Mantova F. C., con el que tuvo un buen suceso y equipo que le permitió confirmarse como portero en los cuatro años que cuidó su meta.

Luego pasó al Nápoles por cinco años para después dar el salto definitivo al Juve, con el que logró ser campeón de la liga italiana en seis ocasiones, junto con una Copa de la UEFA, además de levantar con la selección la Eurocopa de 1968.

En total, durante su carrera profesional (que duró 22 años) disputó 570 partidos de Serie A, contabilizó 112 internacionalidades (en 59 de ellas fungió como capitán) y disputó cuatro copas del mundo de la FIFA, aunque para México 1970 viajó como el segundo guardameta del equipo al ser suplente de Enrico Albertosi. Ya en 1974 su condición de titular era indiscutible.

Después de colgar los guantes, Zoff entró y estrenó su faceta como entrenador y esta lo llevó a dirigir al Juventus de 1988 a 1990 y en este último año conquistó una Copa de Italia y una Copa de la UEFA.

Después se hizo cargo del Lazio, entre 1990 y 1994, y como punto culmen llegó a dirigir a la selección italiana que disputó la Eurocopa de 200o, torneo en el que llegó hasta la final, la cual perdió ante Francia.

Por ese resultado Zoff recibió fuertes críticas del dueño del A. C. Milán, Silvio Berlusconi, uno de los hombres fuertes del fútbol italiano, y la federación decidió no continuar con sus servicios.

Luego dirigió al Lazio para la temporada 2001-2002, pero pronto fue cesado y en 2005 se hizo cargo del Fiorentina; tras lograr salvar al conjunto viola del descenso, Zoff abandonó el banquillo florentino.

El capitán que lo ganó todo con el Barça

Carles Puyol consiguió con Barcelona y la selección de España ganar casi todos los trofeos que están al alcance de cualquier jugador de fútbol.
 
Más corazón, pasión y entrega por unos colores que los evidenciados por Carles Puyol no se puede tener. Canterano del Barcelona, su único equipo en una carrera que se extendió por casi dos décadas, pero en el que logró ganar todos los trofeos que se tenía al alcance. 
 
Es considerado el gran capitán de una generación que llegó a ser histórica tras lograr el “sextete” de títulos en 2009, pero fue más laureado por permitir que el francés Eric Abidal levantara el trofeo de la Liga de Campeones de 2011 luego de que se le diagnosticaron algunas complicaciones en el hígado que hicieron a Abidal alejarse por un tiempo de las canchas. 
 
También fue parte de la selección española que logró hacer historia al ganar la Eurocopa en 2008 y 2012 y entre esos años ganó el mundial de Sudáfrica 2010 por primera ocasión para una representación ibérica. En ese mundial aportó el gol que significó el pase a la final en aquel duelo contra Alemania que se definió con un sólido cabezazo de “Puyi” que le valió para una felicitación “peculiar” de la reina Sofía.
 
El año pasado Puyol decidió hacerse a un lado del fútbol al reconocer que por lesiones no estaba en óptimas condiciones.

El francés más querido en el Arsenal

Thierry Henry es todavía un recuerdo muy grato en la afición de Londres.
Francia, Italia,  Inglaterra, España y Estados Unidos fueron los países que se deleitaron con la clase y definición que tenía el exdelantero Thierry Henry, aunque sus mejores momentos los vivió con los “gunners” londineses, equipo al que dedicó siete temporadas, 373 juegos y 235 golesy donde se convirtió en toda una celebridad, por su caracter de ganador. 
 
Lo hizo después de darse a conocer con el AS Mónaco, con el que debutó en 1994 y del que se fue en 199, después de  ser parte del equipo en 141  partidos y 68 goles, para luego  pasar por un Juventus donde terminó de forjar su carácter ganador a pesar de haber estado solo una temporada con el equipo transalpino. Sin embargo, ese año le sirvió para dar el salto a Inglaterra. 
 
Luego, fue el Barcelona el que contó con su fútbol y goles (49 en total) en un equipo que tuvo que compaginarse con la figura de Lionel Messi y bajo el mando de Pep Guardiola, antes de pasar a la MLS, donde también es un ídolo muy querido y uno de los precursores de la actual lluvia de futbolistas élites en la liga de Estados Unidos.

Recuerdos de la cuna

Su celebración en el mundial de Estados Unidos 1994 cuando simuló estar meciendo a un recién nacido quedó para la posteridad, así como sus goles con la selección de Brasil o el Deportivo La Coruña, en España. 
 
Bebeto, campeón del mundo en ese mundial, fue dueño de una ubicación exquisita y un olfato goleador que hizo que varios de los grandes equipos de Brasil se fijaran en sus cualidades, como Flamengo, Vasco da Gama, Vitoria, Cruzeiro y Botafogo, entre otros. 
 
En Europa su mejor época la vivió en las cuatro temporadas que estuvo con el Deportivo La Coruña, donde llegó a convertirse en un ídolo, antes de pasar por el fútbol de México y de Japón, con el Kashima Antlers.

Inmortal en un trofeo

Just Fontaine es un hombre mito en el fútbol mundial. Su nombre le fue impuesto (en buena lid) al trofeo de la copa del mundo que está en poder de Brasil y que fue el primero en dársele a una selección que ganó el mundial. 
 
Su récord en el fútbol actual es casi imposible de igualar, luego de que anotó 13 goles en el mundial de Suecia 1958, en el que solo jugó seis partidos. Fue la única copa del mundo en la que participó.
 
Fue nombrado por Pelé y la FIFA como unos de los mejores 125 futbolistas de la historia y elegido como el mejor futbolista francés en los últimos 50 años por la Federación Francesa de Fútbol.

Tags:

  • 100lpg

Lee también

Comentarios

Newsletter