Faltó la estocada final

El Salvador obtuvo ayer dos medallas de plata en espada.
Enlace copiado
Faltó la estocada final

Faltó la estocada final

Enlace copiado
Cerca y lejos. A un paso y después a tres. Así estuvo el esgrima salvadoreño de ganar su segundo oro en los Juegos Centroamericanos San José 2013 tras alcanzar las finales por equipo en espada masculino y florete femenino. Pero ambos cuartetos no pudieron dar la estocada final para asegurar el codiciado metal al caer ante Panamá y Guatemala.

La primera desilusión fue para Lucas Hernández, Edenilson Mejía y los hermanos Gerson y David Ramírez, que vieron esfumarse el oro con un 10-7 en una final de dientes apretados en la que los espadistas cuscatlecos no tuvieron la astucia para frenar los ataques canaleros y sumar los puntos en tramos cruciales del duelo.

El festejo de José Luis Morán, Jaime Ramos, Enrique Cedeño y Arturo Dorati llegó tras acabarse los 35 minutos de tiempo estipulados para el asalto y que consistió en tres minutos de pelea para cada tirador, según el orden definido por cada entrenador.

En la final de florete femenino fue casi la misma historia. El equipo conformado por Ivania Carballo, Clelia Argueta, Amanda Morán y Gabriela Carballo no pudo contra el cuarteto chapín, que celebró con euforia la conquista del oro tras vibrantes combates.

Después de mostrarle la puerta de salida al anfitrión Costa Rica por 45-33, las salvadoreñas llegaron con ímpetu, mismo con el que María Fajardo, Ana López, Julassi Rodríguez y Katherine Palacios fueron aplacando con algunas paradas, que fueron aplaudidas con alegría por el público guatemalteco.

Lee también

Comentarios

Newsletter