Lo más visto

Firpo y Águila dieron un espectáculo

En un gran partido, pamperos y emplumados empataron a dos con un dramático final que tuvo a Henry Romero como portero de Águila.
Enlace copiado
Firpo y Águila dieron un espectáculo

Firpo y Águila dieron un espectáculo

Enlace copiado
Empate a dos tantos dejó anoche como resultado en el clásico oriental entre Firpo y Águila. Más allá del resultado, por lo exhibido por ambas escuadra parece que Ramón Sánchez, poco a poco, va encontrando la idea de juego que le sienta bien a los usulutecos; en tanto, Malvestitti tiene mucho trabajo por delante porque su equipo no supo aprovechar la ventaja de dos goles que consiguió en la primera manga.

Duelo movido en los primeros minutos, un Firpo muy letal por las bandas y el Águila con mucho criterio para trasladar el balón. Williams Reyes no ingresó muy fino: la primera ocasión de peligro surgió de un pase filtrado de Marvin Ramos a las espaldas de la zaga emplumada, pero el atacante ceibeño le dio la oportunidad a Benji de tapar con su cuerpo.

La segunda que tuvo Reyes en sus pies inició con un mal despeje de la zaga migueleña, el balón quedó suelto dentro del área, pero Reyes tiró mal y Villalobos volvió a volar para evitar el primer tanto local. Pero la presión de Reyes no terminó ahí. El Firpo volvió a irse con mucho ímpetu sobre el marco negronaranja, Murialdo asistió a Williams, quien remató pero el puño de Villalobos envío el balón sobre un costado.

POTENCIA EN ATAQUE

A los 13', el Águila fue más eficaz que su adversario y se colocó al frente del pizarrón. El balón fue dominado por Ignacio Flores, en los linderos del área, este sacó un zapatazo que quemó los guantes de Felipe Amaya, quien rechazó sobre un costado, pero Alexander Hernández tuvo un buen gesto técnico para recibir el balón, imprimirle potencia y hacerla dirigir al fondo del marco pampero para estrenar el pizarrón.

El tanto en su contra caló hondo en el Firpo, equipo que se desubicó por unos minutos: perdió conexión dentro del campo. El Águila lo aprovechó y otro remate de Hernández casi termina de nueva cuenta dentro del marco usuluteco.

La manija del balón fue para Nicolás Fagúndez, quien fue un dolor de cabeza para la defensa pampera. Los dos equipos con menos pegada del Apertura 2016 luchaban en el césped del Sergio Torres y eso quedaba en evidencia cuando los atacantes resolvían de mala manera las ocasiones de gol que generaban.

El Águila ganaba, pero no era más que el Firpo, equipo que su mala puntería lo tenía abajo en el marcador.

Pero eso no era un problema para el Águila que llegó a Usulután con mucha pólvora en sus piernas. Un trazo largo lo dominó Víctor García, quien llegó hasta la línea de fondo y sacó un centro exquisito a los dominios de Ignacio Flores, quien se anticipó a la zaga pampera y mandó la esférica al fondo para aumentar la cuenta a su favor haciendo muy poco, a los 32'.

Ramón Sánchez modificó su tablero de ajedrez antes de culminar la primera manga. Mandó a las duchas a Isaac Zelaya y le dio la oportunidad a José Barahona, quien le dio frescura al ataque pampero.

José "Cayu" Barahona dominó el balón en la franja central y con su excelente visión mandó un pase a ras de piso a los pies de César Flores, quien le ganó en el choque a Ibsen Castro, sacó un centro a la caja chica, justamente a la cabeza de Allan Murialdo para darle dirección y enviarla al fondo, al minuto 38'.

El Firpo se fue al descanso jugando mejor que el Águila, pero abajo en el marcador por su falta se pegada.

JUSTICIA DEPORTIVA

El Firpo puso el fútbol en la primera manga; el Águila ordenado y a la contra puso los goles. En el inicio del complemento, los toros seguían manteniendo la posesión del balón, pero su poca definición volvía a pasarles factura.

Maximiliano Morales estrelló el balón en el travesaño, luego se un mal rechazo emplumado. Por su parte, el Águila si bien no asfixiaba a los toros, Fagúndez era el motor de los contragolpes negronanjas y siempre que el sudamericano hacía contacto con la esférica, el miedo se apoderaba de la zaga ultralempina.

Pero el Firpo nunca perdió esperanzas de volver a tener vida en el encuentro. A los 55', el fútbol le dio justicia a los pamperos. Bryan Landaverde encaró, devoró marcas y con un zapatazo superó el vuelo de Benji Villalobos para firmar el empate en el pizarrón.

El empate le daba esperanzas del triunfo a los ultralempinos y generaba nerviosismo en el Águila. Los toros se volcaron al frente y contramiranon a los migueleños, quienes no encontraban la manera de quitarse la presión del local.

A los 83', Benji Villalobos se fue expulsado por barrerse sobre Wilma Torres, quien ingresaba en soledad a la caja chica tras un enorne pase de César Flores. El Águila había agotado sus cambios y Henry Romero tuvo que desempeñarse como guardameta en los últimos minutos del cotejo.

El Firpo tiro de todas formas en los seis minutos de tiempo de compensación, pero el Águila y Henry Romero tuvieron cuota de suerte. 

Tags:

  • aguila
  • firpo
  • lmf
  • jornada11

Lee también

Comentarios