Lo más visto

Frenó al campeón

Alemania no pudo ante una Polonia que contó con las mejores opciones.
Enlace copiado
Vecinos. El alemán Thomas Müller disputa la pelota contra el polaco Lukasz Piszczek.

Vecinos. El alemán Thomas Müller disputa la pelota contra el polaco Lukasz Piszczek.

Frenó al campeón

Frenó al campeón

Enlace copiado
La campeona del mundo Alemania no pudo con Polonia y empató 0-0 en su segundo partido del grupo C de la Eurocopa, que marcó su regreso a Saint-Denis tras los atentados del 13 de noviembre en Francia.

Si bien dominó el territorio y la posesión, el seleccionado de Joachim Löw se vio sorprendido por una Polonia que registró las ocasiones más claras. Ambos conjuntos, sin embargo, están muy bien posicionados para avanzar a los octavos de final del torneo, tras una victoria y una igualdad.

Polonia, aunque no tiró ni una vez a puerta, contó con las ocasiones más claras para marcar. Alemania tuvo problemas para ser incisivo y no encontró antídoto para el cerrojo polaco.

Aunque fue muy efusivo el festejo de los polacos con su público tras el final, el empate pareció conformar a ambas selecciones, ya que quedan bien posicionadas para avanzar a octavos.

Quizás porque se conocían tanto –son vecinos y seis polacos juegan en la Bundesliga– es que se neutralizaron. Sobre todo a fuerza del rigor físico: hubo seis amarillas, con tres de cada lado.

En la primera parte no se registraron remates a puerta. Alemania, como acostumbra, trabajó la posesión (tuvo el 63 % del tiempo el balón), pero ni siquiera puso a prueba las manos del portero suplente Lukasz Fabianski.

Apenas intentó con un remate cruzado de Héctor, un cabezazo alto de Götze y un tiro de Kroos desviado tras un centro de Müller.

La campeona del mundo intentó ensanchar el campo y apostó a las bandas: Draxler y Höwedes desbordaron sin generar peligro.

Al tiempo que logró controlar a Alemania en el comienzo, Polonia explotó bien el triángulo ofensivo Grosicki-Milik-Lewandowski.

De esa sociedad llegó la jugada de peligro, a los 21 minutos, que el central Hummels neutralizó cuando Lewandowski esperaba el centro.

El delantero goleador de la Bundesliga con el Bayern Múnich fue bien marcado por su compañero de equipo Jerome Boateng –elegido el jugador del partido– y, aunque se movió mucho, casi siempre recibió e incómodo.

Polonia usó el impulso de sus hinchas, de los más ruidosos en todo el torneo, para rozarse sin complejo a la campeona del mundo.

El problema fue que no concretó las pocas posibilidades que tuvo. Ante un seleccionado como Alemania significa un precio muy caro. Milik falló dos veces, una de cara a Neuer en el área chica, opciones que pudieron haber cambiado el rumbo del partido.

Lee también

Comentarios