Lo más visto

Más de Deportes

Fue solo un paseo

Real Madrid goleó sin problemas 3-0 al Galatasaray y está con un pie en semis de Champions.
Enlace copiado
La cereza.  Gonzalo Higuaín marcó ayer el tercero para los blancos en la goleada sobre Galatasaray.

La cereza. Gonzalo Higuaín marcó ayer el tercero para los blancos en la goleada sobre Galatasaray.

Alto voltaje.  Una notable actuación del arquero argentino Willy Caballero le permitió al Málaga rescatar un empate 0-0 con Borussia Dortmund ayer y conservar esperanzas de avanzar a las semifinales de la Liga de Campeones.

Alto voltaje. Una notable actuación del arquero argentino Willy Caballero le permitió al Málaga rescatar un empate 0-0 con Borussia Dortmund ayer y conservar esperanzas de avanzar a las semifinales de la Liga de Campeones.

El primero.  Cristiano Ronaldo abrió ayer la cuenta para el Real Madrid.

El primero. Cristiano Ronaldo abrió ayer la cuenta para el Real Madrid.

Fue solo un paseo

Fue solo un paseo

Enlace copiado
El Real Madrid puso pie y medio en las semifinales de la Liga de Campeones al golear ayer 3-0 al Galatasaray sin ningún esfuerzo y gracias al poder de sus “bombarderos”.

El resultado explicó la superioridad del equipo local, que goleó andando con los tantos de sus tres delanteros: Cristiano Ronaldo, Karim Benzema y Gonzalo Higuaín. El partido se jugó a un ritmo más propio de un encuentro de pretemporada que de una ida de cuartos de final de la máxima competición continental.

El Galatasaray le hizo el partido al Real Madrid. No solo lo atacó, favoreciendo el juego de contraataque de los blancos, sino que dejó mil huecos y descuidó cada marca, permitiendo el juego entre líneas de futbolistas como Özil o Di María. Ante esta perspectiva, el Madrid jugó uno de los partidos más cómodos de la temporada.

El Santiago Bernabéu vivió un ambiente extraño. La ruidosa hinchada turca se escuchó más que la local. Los aficionados del Real Madrid tampoco se tomaron demasiado en serio el encuentro porque en un minuto ya vio la superioridad de su equipo.

El Real Madrid se marchó con dos goles de ventaja al descanso sin necesidad de jugar bien.

Y eso que apenas tardó nueve minutos en marcar. Ocurrió en un balón conducido por Özil sin ninguna oposición. El alemán puso un sencillo pase profundo hacia Cristiano Ronaldo y el portugués marcó con clase sobre la salida de Muslera. Fue el noveno tanto del ídolo local en Liga de Campeones, máximo artillero del torneo.

Pero el Real Madrid cayó en uno de sus vicios habituales en este tipo de encuentros: la pereza. Además, se distrajo en defensa, especialmente en la vigilancia de la banda izquierda, y el Galatasaray sumó llegadas. Aunque casi siempre tropezó con Raphael Varane.

Casi sin proponérselo, y más bien por inercia, el Real Madrid aumentó la cuenta a los 29 minutos. Ocurrió en un centro de Michael Essien desde la derecha, al que siguió un error de cálculo de Emmanuel Eboué en su intento de despeje. Benzema aprovechó el regalo para marcar con facilidad el segundo.

El Galatasaray todavía tuvo una ocasión clara antes del descanso, pero Diego López sacó con mérito el remate desde cerca de Eboué. Y el Real Madrid se fue al vestuario con dos goles en su cuenta sin apenas romper a sudar.

La segunda mitad fue lo más parecido a una anarquía futbolística, impropia de un partido de cuartos de final de la Liga de Campeones.

Todo quedó decidido a los 74 minutos en otra de las especialidades del equipo de Mourinho: el juego aéreo. Xabi Alonso lanzó una falta y Gonzalo Higuaín, que acababa de entrar, anotó de cabeza.

El conjunto blanco dejó virtualmente sentenciada la eliminatoria sin ningún esfuerzo.

Tags:

Lee también

Comentarios