Fuerza aérea

El Real Madrid ha convertido las jugadas a balón parado en su arma para abrir partidos.
Enlace copiado
Enlace copiado
No hay equipo europeo de fútbol más poderoso en el juego aéreo que el Real Madrid, un conjunto que ha convertido en arte la estrategia a balón parado y en artillero a un defensa como Sergio Ramos.

De los 97 tantos que lleva anotados el conjunto de Zinedine Zidane esta temporada, 25 los logró de cabeza. El siguiente equipo europeo con más goles de cabeza conseguidos en la presente campaña es la Real Sociedad, también de la Liga española, con 13 tantos. Casi la mitad que los blancos.

El martes apareció otra prueba irrefutable de lo que es este Real Madrid y del valor que en el fútbol actual tiene el balón parado. En un encuentro que transcurría angustioso para el equipo español, Ramos se elevó por dos ocasiones sobre la defensa del Nápoles para voltear el marcador al inicio de la segunda parte con sendos goles.

El Real Madrid acabaría ganando por 3-1 y clasificándose para los cuartos de la Liga de Campeones principalmente gracias a los dos goles del central, a las dos jugadas de estrategia, que consiguieron cambiar el rumbo de un partido que hasta ese momento viajaba con claro color local.

Es una jugada mil veces repetida, pero los contrarios no encuentran un antídoto. Saca el balón parado alguien como Toni Kroos o Luka Modric, dos de los mejores pies del fútbol mundial, y Ramos cabecea a la red. 

El Real Madrid cuenta con lanzadores de primera categoría y con un rematador inigualable, un hombre que reúne la mezcla perfecta de técnica, capacidad atlética y ambición. Si lo defienden individualmente, sus jugadores le fabrican “pantallas” para procurarle un espacio. Y si lo defienden en zona, como hizo el Napoli, sabe llegar desde atrás para colocar su cabezazo.

Así, aunque el Real Madrid no juegue bien, como ante el Napoli, o aunque se encuentre en el descuento de una final de la Liga de Campeones, como hace tres años ante el Atlético, el equipo blanco sabe que ahí estará Ramos.
 

Lee también

Comentarios

Newsletter