Lo más visto

Más de Deportes

Futuro en el motociclismoFuturo en el motociclismo

Alessandro Aguilar es as de las motos. Con apenas 12 años, su carrera va en ascenso.
Enlace copiado
Futuro en el motociclismoFuturo en el motociclismo

Futuro en el motociclismoFuturo en el motociclismo

Futuro en el motociclismoFuturo en el motociclismo

Futuro en el motociclismoFuturo en el motociclismo

Enlace copiado
Alessandro Aguilar tiene 12 años. Su vida no es como la de los niños de su edad. A los cuatro años comenzó a sentir la energía que le proporcionaba la adrenalina, producto de vivir al máximo en deportes extremos.

Su primer contacto con los motores fue en una competencia de go-karts. No le fue bien, de hecho no quiso terminar la carrera y se retiró. Pero la espinita seguía ahí, más porque veía a su padre, Jorge (el popular Koky Aguilar), competir en motocross. “Un día le dije que quería competir, que me llevara”, contó el chico. Esa vez, recuerda su padre, Alessandro tenía cinco años, lo subió en la moto y desde entonces, literalmente, no se ha bajado de ella.

El día de Alessandro inicia desde temprano, entrena tres días entre lunes y viernes; sábado y domingo los dos días. Su tiempo lo divide entre la pista y el estudio y hasta ahora, pese al cansancio, no ha bajado los brazos y continúa su preparación para las competencias en las que está inscrito.

Una de ellas es el Campeonato Nacional, en el que marcha primero; además compite en el Nacional de Guatemala, en el que se ubica en segunda posición, bajo un chico de 16 años, una promesa del motociclismo en su país, así como Alessandro en El Salvador.

Pero, ¿cómo se supera el miedo a ir a alta velocidad y alcanzar alturas, con la moto, de hasta cinco o seis metros? “Es algo que se supera. A mí me gustan los saltos... al inicio tenía miedo de caerme, ahora ya no, después de tantos años”, recordó.

Sin embargo, el riesgo existe. Jorge, su papá, recuerda la vez que Alessandro se fracturó la clavícula. “Pasó un mes de baja, solo ese tiempo ha tenido descanso. Ahora se cae y si veo que se mueve, entonces le digo ‘todo bien, continúa’. Cuando es grave, entonces sí, paramos y se atiende”. Sencillo.

Jorge es, hasta el momento, el único salvadoreño que ha representado al país en un Rally Dakar. Lo hizo en 2013 y fue de los pocos que terminó la prueba.

Hacia ahí apunta Alessandro con su carrera deportiva. “Fui a ver a mi papá en Chile (Dakar). Me gustó porque se trata de una competencia muy dura e interesante. Me gustaría hacerla”.

Mientras eso llega, el pequeño piloto se alista para un evento regional que se correrá en Estados Unidos. Para llegar, antes tuvo que clasificar en Loretta Lynn. El evento regional será en octubre, siempre en territorio estadounidense. “Yo lo que quiero es ganar, ganar Latinoamericanos, más competencias internacionales”, detalló el joven.

Al mismo tiempo, Alessandro estudia séptimo grado. En la noche debe sacar todas las tareas de la escuela. “Es un poco cansado. Llego a la casa y me pongo a hacer deberes. Debo dejarlo todo listo”. De premio: la moto lo espera.

Lee también

Comentarios