Lo más visto

Hagamos las cuentas

Después de ceder puntos valiosos en casa, los dos siguientes partidos serán de vida o muerte para la selección de El Salvador.
Enlace copiado
Cuesta arriba  Tras el empate ante Guyana el viernes anterior, El Salvador complicó su camino en la eliminatoria rumbo a Brasil 2014.

Cuesta arriba Tras el empate ante Guyana el viernes anterior, El Salvador complicó su camino en la eliminatoria rumbo a Brasil 2014.

Hagamos las cuentas

Hagamos las cuentas

Enlace copiado
</p><p>En su primer mano a mano contra Guyana, la selección mayor de fútbol de El Salvador perdió más que dos puntos en el estadio Cuscatlán. Tras firmar un amargo 2-2 el viernes ante “los Jaguares de Oro”, la Azul se quedó sin margen de error y complicó el camino en la eliminatoria mundialista rumbo a Brasil 2014.&nbsp;</p><p> Pese a no imponer el peso de su localía, el sueño mundialista de la Azul todavía depende del esfuerzo propio, pero ya no hay espacio para equivocaciones.</p><p> A falta de tres partidos y nueve puntos en juego, El Salvador está obligado a ganar los dos próximos juegos para mantener encendida la esperanza de clasificar a la hexagonal como segundo del grupo B.</p><p> En el mejor de los escenarios, la Azul podría sellar el boleto con una esperanzadora suma de ocho puntos y confiando en que México cumplirá su papel de líder implacable y no regalará nada ante Costa Rica.</p><p> Un paso clave para estar en la hexagonal pasa por lograr un triunfo redentor en Georgetown, el martes, ante el equipo guyanés que después de sumar su primer punto en la eliminatoria y ser aplaudido en el Cuscatlán está con el ánimo fortalecido, pero pocas posibilidades de clasificar. </p><p> El otro paso crucial será doblegar a los ticos el 12 de octubre en “el Coloso de Montserrat” que equivaldría a un nocaut para los dirigidos por Jorge Luis Pinto que no pasarían de siete unidades contra ocho de El Salvador.</p><p> Ambos resultados permitirían a los dirigidos por Juan de Dios Castillo, además de devolverle la confianza a la afición y los virtuales ocho puntos, viajar sin presiones al estadio Azteca para enfrentar al líder del grupo: México, en el cierre del grupo B.</p><p> Por el nivel de fútbol mostrado por los mexicanos, hasta ahora y salvo un milagro, esos tres puntos en el Coloso de Santa Úrsula se dan casi por perdidos. </p><p>Dado por hecho el triunfo ante Guyana y Costa Rica, en el papel, el duelo contra el “Tri” tendría carácter de trámite y el resultado entre ticos y guyaneses en San José sería intrascendente. </p><p>Con apenas dos puntos en el bolsillo, de nueve posibles, los triunfos ante “los Jagures de Oro” y ticos serían claves para mantener esperanzas de avanzar a la hexagonal. Son casi una obligación. </p><p>Otro resultado obligaría sacar el ábaco para ver si le alcanza para superar a Costa Rica, rival directo en la pelea y gran favorito para escoltar a los pupilos de Juan Manuel de la Torre.</p><h2>La otra cuenta</h2><p>Como en todo camino también puede haber tropiezos y de no cumplir con esos vaticinios todo el esfuerzo de la Azul mayor pasaría de ser una gran hazaña a un gran milagro. </p><p> Si El Salvador empata en el Estadio Nacional de la Provincia o en el peor de los casos pierde ante Guyana, quedaría obligado, primero, a ganar a Costa Rica, después jugarse el todo o nada en el estadio azteca contra México el 16 de octubre.</p><p> También sería necesario encender una velita al santo de su devoción para que los ticos, rival directo por la segunda plaza del grupo B, no sumen cuando le devuelva la visita a los aztecas y Guyana mantenga su perfil de huésped incómodo y dé otra sorpresa al sacar un punto del Estadio Nacional de La Sabana, en San José, el 16 de octubre. Con el camino cuesta arriba, las primeras vibras emanan desde el seno del comité ejecutivo de la FESFUT donde hay comentarios de esperanza.</p><p> “No fue la noche de la selección y las cosas se complican. Se ha perdido una batalla no la guerra”, expresó Francisco Peñate, miembro del comité directivo del máximo ente rector del fútbol nacional. </p><p>En la tarea de suma y resta tampoco está descartado el tercer escenario: una eliminación temprana de la selecta. Este panorama será si pierde ante Guyana, en Georgetown, y si Costa Rica logra un resultado positivo en el Cuscatlán.&nbsp;</p><p>Bajo esa lógica, un empate de El Salvador contra los ticos sepultaría el sueño de avanzar, porque no pasaría de tres puntos contra cinco posibles de los costarricenses que cerrarían en San José contra una Guyana ya eliminada.&nbsp;</p>

Tags:

  • deportes
  • la-selecta

Lee también

Comentarios