Lo más visto

Hay vida sin Neymar

Brasil venció 2-1 a Venezuela y avanzó a cuartos de final de Copa América.
Enlace copiado
Hay vida sin Neymar

Hay vida sin Neymar

Enlace copiado
Brasil derrotó ayer por 2-1 a Venezuela en Santiago de Chile y avanzó a cuartos de final de la Copa América, donde se medirá con Paraguay el próximo sábado.

Sin Neymar, Thiago Silva en el minuto 9 y Roberto Firmino en el 51' anotaron los goles de Brasil, mientras que Miku recortó en el 84' para Venezuela, que se despide del torneo pese a quedar a un tanto de conseguir la clasificación a la próxima ronda.

El resultado hace que Colombia, que empató sin goles ante Perú, avance como tercera del grupo C, por lo que se enfrentará a Argentina en el duelo estrella de los cuartos.

Tanto Brasil como Venezuela sabían que el empate les valía a ambos para pasar a cuartos tras el 0-0 de Perú y Colombia en Temuco, ya que tenían mejor diferencia de gol que los cafeteros e incas, pero la Canarinha salió decidida a cumplir con la obligación de demostrar que no es solo Neymar y 10 más en la cancha y consciente de que cada triunfo ayuda a cimentar el nuevo proyecto, aún en construcción.

Neymar, suspendido por cuatro partidos tras la gresca en la que se vio envuelto tras la derrota contra Colombia en la segunda jornada del grupo, siguió el duelo con semblante serio desde la grada del Monumental, y pudo ver cómo Robinho y Philippe Coutinho lo reemplazaron con solvencia.

Brasil dispuso una presión alta que perjudicó el armado de ataque de Venezuela. Luego, con la pelota, destacó la movilidad de Coutinho, Robinho y Willian, que creaban peligro entre líneas y no ofrecían una marca clara a la zaga venezolana. Los cambios de juego en diagonal también sorprendieron a la línea de cuatro de la Vinotinto, así como las jugadas a pelota parada, fuente constante de peligro por el juego aéreo.

Así, en el minuto 9 llegó el primer gol: Robinho botó un córner y desde el punto de penalti remató Thiago Silva de volea con el pie y estrelló la pelota en las redes del arco de Alain Baroja.

Tras el abrazo de todos, Silva se lo dedicó a Neymar mirando a la tribuna y marcando con sus manos el número 10 de la estrella.

Robinho, en quien el seleccionador Dunga ya confío en el título de la Copa América 2007, fue una pesadilla para Venezuela, reviviendo muchos de sus mejores tiempos. En el minuto 15 remató como le llegó desde fuera del área un centro de Dani Alves.

Hasta el minuto 28, con un lanzamiento lejano de Ronald Vargas, Venezuela no se acercó al arco rival, y tenía muchas dificultades para llegar al área de Jefferson, siempre bien resguardado por camisetas amarillas.

Cuando Brasil se desplegaba en ataque movía la pelota con paciencia de lado a lado, basculando de derecha a izquierda. Filipe Luis exigió a Baroja en el 23', y en el córner posterior, Robinho y Thiago Silva pudieron haber marcado.

Willian, en el 38', también probó al portero venezolano al culminar un contragolpe bien llevado por Robinho. En el saque de esquina posterior, de nuevo el central Joao Miranda creó peligro.

El seleccionador de Venezuela, Noel Sanvicente, había asegurado en la previa que quería asustar a Brasil cuando atacaran, pero no lo logró en los primeros 45 minutos.

Con la derrota estaba fuera de la Copa América, por lo que la Vinotinto estaba obligada a cambiar cosas en el segundo tiempo ante un Brasil ordenado y con Coutinho y Robinho en ataque haciendo olvidar a Neymar.

Sanvicente sustituyó a los dos hombres que tenían tarjeta amarilla para evitar quedarse de nuevo con uno menos como ante Perú, pero el choque no cambió su tónica. En el 48' Thiago Silva volvió a rematar de cabeza un córner y Baroja salvó abajo.

Sin embargo, el equipo venezolano tampoco pudo resistir más para evitar la segunda estocada. Willian desbordó por la izquierda en el 51' y su centro con el exterior del pie derecho encontró libre de marca a Roberto Firmino, delantero del Hoffenheim, de la Bundesliga, que empujó la pelota a la red para poner un 2-0 tranquilizador.

Neymar, en la grada, sonreía y aplaudía por primera vez en el encuentro, consciente quizá de que la CBF apelará su castigo y podría volver a la cancha en los partidos que le resta por disputar a su selección en el torneo.

El último susto

Con el 2-0 en el marcador, Venezuela ya estaba obligada a jugar a la desesperada. Juan Arango obligó a intervenir al arquero Jefferson con un libre directo, mientras Brasil, con espacios, era peligroso al contragolpe.

César González tuvo una ocasión en el 71', pero Brasil, ya con David Luiz como refuerzo en el centro del campo para blindarse por completo de cualquiera arremetida venezolana, controló la pelota y el ritmo.

Sin embargo, en el minuto 84 renació la esperanza de la Vinotinto: Miku recortó diferencias al aprovechar el rechace tras una falta cobrada magistralmente por Juan Arango. El rechazo de Jefferson quedó botando y el venezolano no dudó en meter la cabeza para anotar el 2-1. Un gol más clasificaba a Venezuela y expulsaba a Colombia.

Aún hubo una ocasión con un centro desde la izquierda que ningún delantero remató y así murió el partido.

Tags:

Lee también

Comentarios