Lo más visto

Más de Deportes

Historias para repetir

La Copa de Naciones de 1995 ha sido la única en que El Salvador ganó a Costa Rica. Y por partida doble.
Enlace copiado
Historias para repetir

Historias para repetir

Enlace copiado
Hasta 11 veces han jugado El Salvador y Costa Rica en el torneo regional centroamericano. Y los números, a la vista de los resultados, son contundentes: la serie la ganan los ticos.

Ocho victorias en 11 enfrentamientos y un empate son números más que solventes para afrontar el duelo de esta noche. Empero, la Azul se aferra no solo a la ilusión de alcanzar una final inédita en su historia futbolística, sino también a la historia que dice que los ticos no son invencibles en este torneo para los cuscatlecos.

En efecto, los restantes dos partidos de la serie se decantaron a favor de los salvadoreños. Disputados ambos en la edición de 1995, de la que el país fue anfitrión, aquellos triunfos significaron un baño de esperanza para en el aquel entonces naciente proceso del argentino José Omar Pastoriza, luego cortado de golpe, pero que dejó la satisfacción del doble triunfo ante los ticos.

En detalle

El primero de esos dos partidos se disputó el 3 de diciembre, con el estadio Flor Blanca –hoy Jorge “Mágico” González– como escenario. En un torneo donde las selecciones del área aún contaban con sus mejores jugadores para la cita, los ticos, dirigidos por Toribio Rojas, pusieron en la cancha un once donde destacaban los mundialistas Hernán Medford, Rolando Fonseca y Mauricio Solís.

Pese a tomar la ventaja en el marcador, gracias a un gol de Sergio Morales al minuto 32, la Sele fue superada por la Azul. Guillermo Rivera, de penalti, al '62, igualó el encuentro; y nueve minutos antes de que finalizara el mismo, le puso un pase medido a Mauricio Cienfuegos, quien, pequeño como era, voló tan alto como no se pensó que podía y de cabeza anotó el tanto de la remontada cuscatleca.

Ambos países clasificaron a semifinales del torneo, pero ninguno pasó de esa instancia. A El Salvador lo apeó Guatemala mientras que los ticos cayeron en los penaltis ante Honduras. Condenados, así, a chocar nuevamente, siete días después de su primer partido.

Cambiado el escenario –el Cuscatlán en lugar del Flor Blanca–, lo que no cambió fue la historia: El Salvador volvió a derrotar a Costa Rica con un fútbol más contundente que le permitió abrir la pizarra al minuto 18, con gol de Raúl Díaz Arce, y asestar el golpe definitivo gracias a Jorge Rodríguez, al '22. Los ticos descontaron, pero perdieron en partidos que hoy son historia. Historia que por qué no repetir.

Tags:

Lee también

Comentarios