Hora de los apuntes

El finalizado torneo regional deja varias conclusiones y lecturas para la selección salvadoreña.
Enlace copiado
Hora de los apuntes

Hora de los apuntes

Hora de los apuntes

Hora de los apuntes

Enlace copiado
Puestos a sacar conclusiones, la Copa Centroamericana le dejó a El Salvador, mas que un tercer lugar relativo, varios puntos en concreto sobre jugadores, ausencias y asuntos a corregir en el futuro próximo.

De ser una selección que aspiraba, supuestamente, a no salir goleada contra Honduras y Panamá y jugarse el quinto boleto a la Copa de Oro contra el tercero del otro grupo (que se suponía sería Nicaragua o Belice), la Azul rompió la lógica y mejoró sus prestaciones.

Así, de un pronosticado quinto o sexto puesto, los pupilos de Alberto Castillo finalizaron el torneo en tercero, luego de caer en semifinales ante Costa Rica y vencer en el partido por el tercer lugar a Belice, que fue la sorpresa del certamen.

En concreto, las conclusiones que el campeonato dejó sobre la cancha, y también a la espera de las que hayan quedado en la libreta de apuntes de “la Chochera”, pueden repartirse entre las diferentes líneas del equipo o hacerlo a partir de los básicos defensa y ataque.

Cumplió el primero y quedó a deber el segundo. En la parte defensiva se vio lo mejor de la selección, ya que en los cuatro partidos se minimizó el riesgo sobre la portería que defendieron Dagoberto Portillo, en tres partidos, y Derby Carrillo, en el último. La pareja de centrales formada por Mardoqueo Henríquez y Miguel Granadino fue solvente y siempre salió jugando bien desde el fondo.

Lo que cabe mencionar es los inicios de partido. Los primeros minutos siempre fueron minutos de imprecisión y en los que a la selección le costó mantener la pelota y asentarse. Se logra con los minutos, sí, pero en minutos que por no estar concentrados pueden costar goles con los que remar contracorriente después.

Algo positivo que mostró la selección fue cuando logró poner la pelota en el césped y la hizo circular en el medio campo. Si bien se resintió falta de variantes para generar peligro sobre el arco rival –como lo demuestran las pocas oportunidades de gol a favor y solo haber convertido dos goles en 360 minutos de juego–, fue evidente que El Salvador tuvo momentos de buen fútbol en los que le quitó la pelota al rival y al perderla la recuperaba rápido.

En el medio campo destaca el trabajo hecho por la dupla Richard Menjívar y Darwin Cerén, que fueron, precisamente, quienes le dieron equilibrio al juego de la selección y quienes, en el juego por el tercer puesto, combinaron con Gerson Mayén en lo que parece puede ser una combinación a utilizar a futuro por parte de Castillo.

En ese futuro inmediato de “la Chochera”, el próximo reto es el partido amistoso de la próxima fecha, el 6 de febrero, contra Paraguay. De momento, lo único ya confirmado por el entrenador peruano es que asistirá al mismo con 18 jugadores de los 21 que afrontaron el torneo centroamericano disputado en Costa Rica.

Además, a estos les agregará el mediocampista Osael Romero, uno de los ausentes en la Copa Centroamericana debido a que se encontraba en Turquía, en un campamento, en busca de equipo.

Y luego, la espera hasta que haya otro partido amistoso confirmado o hasta que se llegue la Copa de Oro, el próximo mes de julio. Seis meses. Medio año.

Tags:

  • Seleccion nacional
  • Azul
  • Copa CA2013
  • Agustin Chochera Castillo
  • futbol nacional

Lee también

Comentarios

Newsletter