Instalados en el norte

La Azul ya está en Estados Unidos para disputar sus amistosos ante Argentina y Guatemala.
Enlace copiado
Los familiares de los seleccionados recibieron efusivamente a los jugadores en Washington.

Los familiares de los seleccionados recibieron efusivamente a los jugadores en Washington.

La Azul, tras viajar desde El Salvador, desarrolló ayer mismo su primer entrenamiento en suelo estadounidense antes de enfrentar el sábado a Argentina.

La Azul, tras viajar desde El Salvador, desarrolló ayer mismo su primer entrenamiento en suelo estadounidense antes de enfrentar el sábado a Argentina.

Instalados en el norte

Instalados en el norte

Enlace copiado
Una travesía de siete horas desde la salida del complejo de la Federación Salvadoreña de Fútbol (FESFUT) hasta que el avión aterrizó en el aeropuerto de Dulles, Washington. Luego, 45 minutos hasta el hotel en la zona de Virginia, para quedar debidamente instalados para comenzar las prácticas de cara al juego amistoso del sábado 28 de marzo ante Argentina. Ese fue el recorrido que la selección mayor de fútbol tuvo ayer, cuando viajó a suelo estadounidense.

El combinado nacional salió de suelo salvadoreño con 13 jugadores del plantel de 20 convocados por el técnico español Albert Roca: los 10 que juegan en la liga local y que se concentraron desde el lunes en la tarde y los tres legionarios que juegan en Centroamérica, como el caso de Jaime Alas y Kevin Santamaría, del Municipal, de Guatemala; y Álex Larín, del Herediano, de Costa Rica.

El grupo llegó a Washington y de inmediato se encontró con otro rival con el que deberá lidiar estos días en la capital estadounidense: el frío. Las bajas temperaturas que en los últimos meses han azotado esta zona en Estados Unidos no han sido la excepción ayer, lo que fue perceptible en el frío que azotó al salir del aeropuerto. De paso, ahí mismo, en Dulles, se unieron al grupo los legionarios que juegan en este país norteamericano: Richard Menjívar, del Scorpions de San Antonio; Andrés Flores, del Cosmos de Nueva York; y Darwin Cerén, del Orlando City, de la MLS.

Una vez reunidos (y luego de un breve retraso por la espera al utilero, que debió pasar revisión en Migración), el grupo partió hacia el hotel donde quedaron instalados antes de realizar la primera sesión de entreno planificada por el preparador físico Juan Pablo Rodas, la cual se llevó a cabo en Maryland, en un complejo deportivo techado, y que fue más que todo regenerativo tras el viaje.

Luego, ya instalados en Virginia, la selección mantuvo las buenas para intentar hacer las cosas lo mejor posible en el duelo ante Argentina, el primero de dos amistosos; tres días antes de jugar contra el representativo guatemalteco.

Óscar Cerén, volante del combinado cuscatleco, mencionó: “Es motivante jugar con una selección de buen nivel y sus jugadores”.

“Estamos trabajando y el profesor decidirá a quiénes pondrá. Si nos pone, tenemos que hacerlo de la mejor manera”, agregó el volante de Águila, quien también recordó que la importancia de estos partidos es que pueden ser claves para definir el tema de la nómina final para Copa Oro.

Tags:

  • azul
  • viaje
  • washington
  • amistoso
  • argentina
  • roca

Lee también

Comentarios

Newsletter