Lo más visto

Invicto a salvo

PASAQUINA FRENÓ EL ASCENSO DE ALIANZA EN LA TABLA AL SACARLE UN PUNTO AYER.
Enlace copiado
Invicto a salvo

Invicto a salvo

Invicto a salvo

Invicto a salvo

Enlace copiado
Pasaquina le deshizo la sonrisa del rostro al Alianza ayer en la última jugada del partido. Le sacó un empate y lo frenó en la tabla.

Los albos sumaron cinco partidos sin derrota desde que Milton “Tigana” Meléndez llegó al banquillo. Sin embargo, ayer dejaron ir sobre el final una victoria que hubiera resultado clave.

El primer gol llegó sobre 32 minutos, luego de un pase en el área que encontró bien posicionado a Rodolfo Zelaya y mal parada a la defensa pasaquinense. El delantero controló y mandó el balón al fondo de la red.

Apenas cuatro minutos después, Zelaya volvería a aproximarse con un tiro libre que bañó a Batres, que después del gol lució con más dificultades para cuidar su área. Alianza comenzó a mostrar más confianza luego del gol y sus líneas ofensivas se adelantaron para encontrar el segundo tanto.

Este tanto llegó al principio de la segunda mitad. Sobre el 47', un pase con olor a tiro por parte de Fito Zelaya terminó en un rebote que no desaprovechó Fabricio Silva para poner el 2-0 ante la mirada atónita de la defensa pasaquinense, que salió dormida y pagó caro de nuevo sus errores propios.

Los dos goles de ventaja acomodaron a los locales en la cancha. Continuaron acechando el arco de Douglas Batres, pero dejaron de mostrar la misma eficiencia para hacer llegar el balón al arco y para llevar peligro y sentenciar de una vez el marcador.

Así, al 63', una pared entre Zelaya y Ramírez no terminó en gol gracias a la intervención del recién ingresado Walter Valladares. Fue de las últimas aproximaciones capitalinas.

Al ver que el rival no traducía en goles su superioridad, Pasaquina comenzó a animarse con el ingreso de Pedro Julián Chávez que aclaró el camino en el medio para tener circulación entre líneas. Así llegó un centro por derecha de Orellana, que dejó en el camino a dos defensores blancos, y que encontró el cabezazo de Javier Lezcano al 78', 2-1.

Con todo y el aviso impreso en sus redes, el Alianza no tomó las precauciones. Vio en el tiempo un amigo porque el juego estaba a punto de terminar, y cuando parpadeó, Pasaquina coló un nuevo centro también por la derecha y de nuevo Lezcano le ganó la posición en el centro del área para conectar un cabezazo potente que volvió a dejar parado a Arroyo, frustrado a Silva y con un punto a los albos, 2-2. Final.

Lee también

Comentarios