Lo más visto

Más de Deportes

Jairo Henríquez, del Limeño: “Antes renuncié a mi estilo de juego”

El mediocampista de Municipal Limeño, Jairo Henríquez, habló de su pasado con FAS y de lo que planea para volver a su mejor nivel.

 

Enlace copiado
Jairo Henríquez, del Limeño: “Antes renuncié a mi estilo de juego”

Jairo Henríquez, del Limeño: “Antes renuncié a mi estilo de juego”

Enlace copiado

El capitalino Jairo Mauricio Henríquez cambió de aires al recalar en el Clausura 2018 en las filas de Municipal Limeño luego de militar dos años en FAS donde mostró una inconsistencia en su volumen de juego tras sufrir en agosto de 2015 una grave fractura espiral de su peroné izquierdo jugando con la selección sub 23 ante Panamá en el marco de las eliminatorias rumbo a los Juegos Olímpicos de Río 2016 y que a la larga abonó para que el rápido jugador diestro bajara su nivel futbolístico al renunciar a su marcado estilo de juego.

¿Cómo te sentís jugando en la zona oriental del país y ser parte del plantel de Municipal Limeño?

La verdad es una experiencia muy distinta a la que viví en FAS. Estoy contento de estar en Limeño porque es un grupo que lucha mucho en la cancha, que posee mucho material humano y deportivo que ayuda al plantel pero que lastimosamente los resultados últimamente no se nos ha dado pero posee una idea muy clara de juego por parte del profesor Barrera. Feliz porque necesitaba tomar tiempo, sumar más minutos de juego que era lo que me había hecho falta antes y por eso mi decisión de moverme a otra región del país, debo aprovechar los buenos momentos del fútbol y buscar ser aquel Jairo Henríquez que jugó el Mundial sub 20 en Turquía y que retornó (luego de jugar en México) al país.

¿Te ha costado tu adaptación en el Oriente del país?

Un poco, por allí el tema del calor, el tema de la idea de juego del equipo, pero como dije posee una idea clara de fútbol rápido, el profesor (Barrera) pretende jugar con la pelota en el piso, atacar por afuera y a mí me conviene mucho su idea, pero siento que lo más difícil que combato es el calor, para uno que viene de un lugar muy fresco le cuesta más adaptarse a ese ambiente.

¿Cómo nació la idea de jugar en Limeño o fueron Diego Galdámez Coca y Ángel Peña quienes te convencieron llegar al equipo?

La verdad nadie buscó convencerme de llegar a Limeño, fue una decisión personal la que tomé para venirme hasta oriente, más allá que mis ex compañeros de selección estaban ya en el plantel, eso fue un extra que había y que busco aprovechar ya que los tres nos conocemos a la perfección dentro y fuera de la cancha pero aclaro que mi decisión fue personal, quise venir a Limeño a fin de tener más minutos de juego e intentar aportarle al equipo aunque aún en el tema del gol sigo pendiente de cumplir ya que se me ha negado.

Es innegable que el apoyo de Galdámez Coca y del “Puma” Peña ha sido fundamental para tu adaptación al plantel...

Definitivamente, son jugadores con mucha clase de fútbol que me han ayudado mucho en acoplarme, tenemos esa ventaja que sabemos nuestros movimientos en la cancha y en más de una vez nos hemos juntado los tres para crear ocasiones de gol que las ha convertido muy bien Diego. Intento alcanzar de nuevo mi nivel futbolístico y pienso que lo lograré con los minutos de juego que tenga en la cancha, eso abonan a que pueda tener el mismo nivel que tenía antes de mi lesión.

Pero eres una pieza importante en la idea táctica del argentino Emiliano Barrera...

Es verdad, pero no pasa por eso, siento que para ser el jugador de antes me ha faltado confianza personal, estoy trabajando en eso, ser de nuevo el jugador encarador, que corría con libertad la banda y acepto que mi problema pasa por eso, que me he convertido no en un jugador cómodo en la cancha, que prefiere mejor hacer la pausa, buscar espacios y no ir al mano a mano con el rival como lo hacía antes. Me limité mucho en la idea táctica y renuncié a mi estilo de juego como es encarar al rival, pero intentaba hacer lo simple, solo cumplir lo que me indicaba el técnico y no buscar ir adelante como es mi estilo.

¿Te has hecho un autoanálisis de qué fue lo que te hizo bajar tu nivel futbolístico en el FAS?

Realmente pienso que el tema de haber estado casi un año parado por el tema de mi lesión me afectó mucho. La interna del FAS me ayudó mucho y me apoyó a fin de volver a tomar el ritmo de fútbol que tenía antes de mi fractura en el peroné estando con la selección sub 23 pero la competencia interna en FAS es enorme y eso me privó mucho de jugar pese a que toda la primera vuelta del torneo anterior lo jugué de titular pero el tema de la falta de gol no abonó en mi rendimiento, algo similar lo estoy viviendo ahora en Limeño donde se me ha negado anotar, pero seguimos trabajando en eso.

¿Porqué renunciaste a tu estilo de juego, qué te motivó a eso?

Simplemente busqué no equivocarme en la cancha porque hubo partidos con FAS donde eran partidos a muerte, hubo temor de hacer mal las cosas y que por un eerror mío el equipo recibiera un gol, por eso me limité en hacer más simple la cosas pero he reflexionado en eso, fue una decisión personal y deseo ser el mismo de hace cinco años, estoy consciente de ello, el profesor Barrera me ha aconsejado, me ha dado la libertad de moverme en la cancha y eso me ha generado confianza y por eso me mantengo en el equipo titular. deseo ser más explosivo arriba, que los goles lleguen pronto.

Entonces, ¿tu mayor deseo es reencontrarte con el gol para ganar confianza en la cancha?

Puede decirse que sí. Necesito anotar un gol para tomar mayor confianza y recordar mis mejores momentos en la cancha, eso me generará muchísima confianza a fin de volver a ser explosivo y encarador en los partidos, ha pasado mucho tiempo desde que anoté mi último gol en la liga, se lo hice al Águila. Es necesario anotar, pero más allá de mis deseos personales debo pensar en lo colectivo si se me presentara una ocasión de gol que otro compañero pueda hacerlo.  

Tags:

Lee también

Comentarios