Lo más visto

LA FIESTA PERPETUA

Real Madrid extendió su racha sin derrota tras ganar al Granada.
Enlace copiado
LA FIESTA PERPETUA

LA FIESTA PERPETUA

LA FIESTA PERPETUA

LA FIESTA PERPETUA

Enlace copiado
El Real Madrid estrenó hoy año en la Liga española reafirmándose en la cima con una goleada 5-0 ante el inoperante Granada, y elevó a 39 su número de partidos consecutivos sin perder. 

La cifra, acumulada en todas las competiciones, permitió a los blancos igualar la marca lograda por el Barcelona la pasada campaña y, de paso, aumentar a seis los puntos de ventaja en la Liga respecto de los azulgrana, que visitan hoy al Villarreal.

El Real Madrid, que lleva 40 puntos, tiene además un partido pendiente por su participación a finales de diciembre en el Mundial de Clubes.

Los goles de Isco (12' y 31'), del francés Karim Benzema (20'), del portugués Cristiano Ronaldo (27') y del brasileño Casemiro (58') desarbolaron al Granada a las primeras de cambio y certificaron el estado de gracia en el que viven los dirigidos por Zinedine Zidane desde diciembre pasado.

A diferencia de lo sucedido dos años atrás, la conquista del Mundial de Clubes en Japón no despistó al Real Madrid en su vuelta a la competición.

Tras su rotunda victoria (3-0) ante el Sevilla el pasado miércoles en la ida de los octavos de final de la Copa del Rey, el líder de la Liga reafirmó su condición con un partido muy sólido ante el débil y errático Granada.

Ni una sola opción tuvieron los andaluces en su duelo por la decimoséptima fecha ante un Real Madrid que aprovechó el primer gran error de los dirigidos por Lucas Alcaraz para abrir el marcador y, durante media hora, siguió sumando a cada oportunidad.

Isco, quien sustituyó al colombiano James Rodríguez en el once de Zidane, firmó el gol inicial al culminar con un disparo raso y por bajo una rápida jugada que partió de una pérdida en su cancha de Sergi Samper. 

A partir de ahí, todo fue coser y cantar para el Real Madrid, que aumentó su ventaja con un tanto de Benzema en fuera de juego y la amplió antes de la pausa con dos goles que evidenciaron las graves lagunas defensivas del Granada y la ambición de los de Zidane.

Muy concentrados durante todo el choque, los blancos ejercieron una presión alta sobre los andaluces desde el inicio, los llevaron a menudo al error y aprovecharon su tremendo poder goleador para cerrar el encuentro antes del descanso.

En la reanudación, con un Granada algo más combativo y menos errático, Casemiro culminó su gran labor en el medio campo rematando de manera magistral una falta muy bien lanzada por el incorporado James Rodríguez.

Después, Zidane homenajeó al brasileño Marcelo con un cambio que provocó una gran ovación del público, un premio a sus 10 años en el Real Madrid y a su gran asistencia a Cristiano Ronaldo en el tercer tanto.

Lee también

Comentarios