La ayuda, hasta marzo

Todo apunta a que mantener el estímulo del Gobierno dependerá si se logra el boleto a Portugal.
Enlace copiado
La ayuda, hasta marzo

La ayuda, hasta marzo

La ayuda, hasta marzo

La ayuda, hasta marzo

Enlace copiado
Bombos, platillos, luces y sonrisas. Eso fue el sorteo del premundial de fútbol playa San Salvador 2015 celebrado el pasado martes y en el cual se ordenaron los grupos del torneo que otorgará dos boletos a la copa del mundo de Portugal y en el cual El Salvador conoció que se medirá en ronda de grupos con Jamaica, Puerto Rico y Belice.

Sin embargo, así como el éxito está lleno de padrinos, la otra cara de la moneda es el abandono, y tratándose de un evento deportivo, por muy mínimo que sea, siempre hay porcentajes hipotéticos en los que las cosas no salen como se piensan. En ese sentido, hay una pregunta que ronda el ambiente y es la de qué ocurriría en una eventual no clasificación de la Azul playera a la copa del mundo.

Y la misma tiene impacto directo en una realidad que rodeó al combinado playero en el último año: la relacionada con los estímulos que el Gobierno tomó a bien entregar desde 2011, luego del cuarto lugar del mundo en Rávena, Italia, y que la actual gestión del Instituto Nacional de los Deportes (INDES) intentó reducir en junio del año pasado.

Para contextualizar, la gestión de Jorge Quezada propuso que la ayuda que recibe la Azul playera fuera reducida a la mitad (de $700 mensuales a $350) y que esta fuera entregada solo a los jugadores y ya no a Rudis Gallo, entrenador del plantel.

Luego de varios meses de incertidumbre respecto a si el apoyo continuaría, finalmente el 27 de agosto se firmó un convenio para que este se mantuviera en la misma cantidad para un grupo de 12 seleccionados y también para Gallo durante los meses que restaban de 2014. Después habría que firmar una renovación del mismo.

Es en ese punto donde el tema tiene una vía libre y un pequeño bache que amenaza con ser atasco. Los presidentes de ambas instituciones (Jorge Quezada, INDES; Jorge Rajo, FESFUT) confirmaron que ya hay acuerdo para firmar y mantener el estímulo, pero nada más por tres meses más, hasta marzo, el mes en que se disputará la eliminatoria a Portugal 2015.

¿Y después? Después, ambos entes comparten opinión respecto a que desearían que el apoyo se mantuviera, pero se tiran la pelota entre sí para definir a quién corresponde esa decisión y, sobre todo, quién dará un paso al frente para decidir si la ayuda no continúa si no se materializa la clasificación a Portugal.

“En este momento mal haríamos nosotros en hacer una evaluación profunda del trabajo de la selección de fútbol playa cuando está a las puertas de una etapa tan importantísima”, menciona Quezada, quien no da una respuesta clara sobre por qué no firmar convenios más largos en cuanto a duración en lugar de los plazos ya vistos (seis meses el primero y ahora una renovación por tres más).

“Después del mundial vamos a hacer una evaluación, porque siempre después de cada mundial hay una evaluación que el técnico debe entregar y donde le corresponde a la federación de fútbol tomar las respectivas decisiones”, agregó el máximo dirigente deportivo del país, dando por sentado que la Azul irá a Portugal.

¿Pero y si no? La pregunta, precisamente por el carácter hipotético de toda competencia deportiva, es obligatoria. “Ahí es donde va a hacer una evaluación la federación con su cuerpo técnico. Si no consiguen el boleto, ellos van a tomar la decisión si continúan los mismos jugadores. Entonces, la federación lo va a tener que decidir, si continúan los estímulos. Ya no corresponde a la parte del INDES”, es la respuesta de Quezada al planteamiento.

¿Qué dice la FESFUT?

Así las cosas, el instituto deja la pelota en la cancha de la federación, donde Rajo la recoge pero la envía de regreso. “Se habló con el presidente del INDES de que teníamos la Copa UNCAF en noviembre y que para gozar de la estimulación (sic) había que ganar el campeonato. En diciembre lo gozaron porque se ganó la copa UNCAF y hoy son tres meses que se alargan para ver si pasamos al mundial de Portugal”, explicó el presidente de la FESFUT.

Con sus palabras, Rajo revela dos cosas. Una: que la selección de fútbol playa pudo haberse quedado sin estímulo si no ganaba la Copa Centroamericana. Dos: que la renovación del convenio es “para ver si pasamos al mundial”. De nuevo: ¿y si no?

Ahí, al igual que Quezada, Rajo intenta driblar la pregunta y se apega al argumento oficial respecto a que dependerá de los resultados el mantener o no el apoyo. “Son becas. El Gobierno y el INDES lo tienen estructurado que son por competiciones y nosotros, como federación, tenemos claro las competiciones”, asumió.

“Estamos claros y entendamos que la parte cuando se habla de becarios es por méritos. Yo no puedo garantizar si después que se termina esta competencia... el Gobierno da la estimulación (sic) por méritos propios”, agregó el presidente de la FESFUT sus argumentos sobre el tema.

“Yo no puedo asegurar como comité ejecutivo que después de marzo esto va a seguir. Nuestra ilusión es pasar y, ya pasando, podés seguir tratando de buscar el mismo derecho que se les ha concedido”, dejó entrever Rajo la opinión de la federación sobre el mantenimiento de la ayuda.

Vuelve la pregunta: ¿quién debe definir que la selección de fútbol playa (cuyo mérito es ya haber ido a cuatro mundiales de la modalidad) merezca seguir recibiendo estímulos del Gobierno?

Por una parte, Quezada insiste en que cada federación es la que elige a qué atletas becar. “Vamos a aplicar al fútbol el mismo principio que se aplica para todas las federaciones: es cada federación la que nos hace la propuesta de estímulos para sus atletas. Si la federación no lo solicita, (entonces) nosotros lo vamos a evaluar”.

Sin embargo, Rajo piensa diferente. Tomando en cuenta que el estímulo gubernamental es aparte del dinero que la FESFUT recibe de presupuesto anual, entonces deja a ellos la decisión de continuar esa erogación. “La FESFUT no tiene nada que ver con eso porque este es un estímulo del Gobierno. Quien da el dinero es el gobierno central por medio del INDES”, insistió Rajo en su exposición.

Así, mientras ambas instituciones se tiran la pelota ante un panorama negativo, las únicas certezas que en este momento tiene la selección de fútbol playa es que es seguro el apoyo gubernamental hasta que se dispute el premundial del cual el país será sede, que tanto el INDES como la FESFUT se sentirán aliviadas si consiguen el boleto para salir en la foto y que si, al contrario, ocurre lo impensado, entonces ninguna de las dos dará un paso al frente para decidir cuál será su futuro.

Tags:

  • azul
  • playera
  • mundial
  • premundial
  • apoyo
  • ayuda
  • beca
  • indes
  • fesfut

Lee también

Comentarios

Newsletter