Lo más visto

La idea está firme con el paso de los días

Tres juegos han sido suficientes para evidenciar que la selección nacional tiene ya definida una idea de juego, en esta nueva etapa del entrenador Eduardo Lara.
Enlace copiado
Enlace copiado
Con muchos detalles aún por corregir —como la frialdad al momento de definir y ser más certeros a la hora de controlar los partidos—, la Azul muestra varias cualidades que pueden ser explotadas con el paso del tiempo.

A pesar de que ayer se jugó con un solo delantero, el equipo no perdió la esencia de lo mostrado ante Costa Rica y Honduras. Ayer se dejó de lado el 4-4-2 y se pasó a un 4-2-3-1, en el que Gerson Mayén fue ese nexo que supo encontrar un apoyo en Andrés Flores y Óscar Cerén por los costados, para alimentar a Nelson Bonilla, que sigue en mala racha, aun cuando a veces se planta solo frente a portería.

Aunque es cierto que la selección encontró de nuevo el gol, lo más rescatable es que a pesar del cambio de planteamiento se mantuvo la pelota a ras de piso y fue así como consiguió crear sus oportunidades. Ya quedaron en el olvido algunos detalles como el trazo largo, en busca del hombre más adelantado o el no saber qué hacer con el balón. Hoy el equipo se encuentra a gusto con la pelota, incluso cuando en momentos tiene un ritmo lento y, reitero, impreciso, dos aspectos que son mejorables con el rodaje.

Lee también

Comentarios